Cinco consejos que debes seguir para evitar la pérdida de audición

PIXABAY

El tiempo hace que nuestro cuerpo vaya perdiendo facultades y que los problemas comiencen a aparecer. Lo notamos en nuestra fuerza, en nuestra resistencia, pero también en nuestra vista y nuestro oído. Este último, de hecho, es uno de los sentidos que más se resiente ya no solo por el paso del tiempo, sino también por el ritmo de vida que llevamos, los ruidos y el trajín del día a día.

Muchos es probable que estén leyendo esto y sepan ya que tienen ciertos problemas de audición. De hecho, si es tu caso, es posible que tengas que hacerte con un buen audífono para escuchar bien, puedes ver precios en Audifono.es para encontrar buenos modelos a buen precio. Aun así, puede que sea tanto por ti como por alguien cercano por lo que quieras saber qué se puede hacer para evitar la pérdida de audición.

Existen formas de evitar que se deteriore nuestra capacidad auditiva con el paso del tiempo, y todo radica en mantener ciertos hábitos desde que somos pequeños. Tan solo con unas buenas costumbres y, en ocasiones, teniendo que tomar algún que otro suplemento, es posible preservar el oído y conseguir que funcione casi tan bien como siempre, por mucho tiempo que pase.

Cómo evitar la pérdida de oído

Como hemos dicho, hay que mantener unos hábitos adecuados para evitar la pérdida de oído causada por el paso del tiempo. En concreto, lo mejor es seguir las indicaciones que vamos a dejar a continuación, bastante útiles y recomendadas incluso por especialistas de centros auditivos.

Evitar sonidos estridentes

Aunque hay padres que tratan de acostumbrar a sus bebés a los sonidos fuertes para que puedan conciliar el sueño incluso en las circunstancias más ruidosas, lo cierto es que se debe evitar por todo los medios. Tal y como nos recomiendan desde el portal Infantil.Top, hay que evitar sonidos estridentes en los bebés, pero también en los niños y jóvenes.

El factor ambiental juega un papel clave en todo esto, por lo que hay que tratar de buscar siempre un ambiente relajado y en el que los sonidos no superen determinado umbral para no causar problemas. Y sí, eso implica también prestar especial atención a la música que se reproduce en auriculares y su volumen.

Buen aislamiento en el hogar

Otra buena manera de evitar el ruido, sobre todo el procedente del exterior, es conseguir un buen aislamiento en la vivienda. Para ello, no hay nada como usar buenos materiales aislantes en paredes e incluso techos y suelos, pero, sobre todo, equipar todas las ventanas adecuadamente.

Usar cristales dobles como el Climalit es una de la ideas más eficaces en este sentido, como explican en el portal Hogar10. Más allá de eso, el uso de persianas de materiales más contundentes y, sobre todo, reforzar el aislamiento de las paredes es lo que consigue reducir el nivel de ruido procedente del exterior.

Evitar los bastoncillos

Aunque los bastoncillos son algo que siempre se ha utilizado para limpiar los oídos, lo cierto es que no son lo más recomendable para este tipo de limpieza. De hecho, pueden conseguir un efecto totalmente contrario al perseguido.

Empujan la cera al interior, pudiendo facilitar la aparición de tapones que dificulten la capacidad para escuchar, y eso es totalmente contraproducente. Es más, el cerumen que se genera es una protección frente a infecciones, ya que el oído se limpia solo.

Suplementos necesarios

Hay diferentes minerales y vitaminas que son buenos para cuidar la salud del oído. Tal y como leemos en este artículo sobre suplementos de zinc del portal Suplementos10.top, este mineral, junto con el magnesio, el potasio y el ácido fólico crea efectos muy positivos para nuestra capacidad auditiva.

Tomar esta clase de suplementos en forma de comprimidos, acompañando a la comida, o incluso introducirlos en nuestra dieta a través de alimentos ricos en dichos componentes, es la mejor forma de evitar que, con el paso del tiempo, nuestra capacidad para escuchar se vea resentida. ¿Sabías que una buena dieta también te podría ayudar a escuchar mejor?

Acudir a revisiones periódicas

Se debe acudir a un especialista en oídos al menos una vez al año. Los centros especializados están muy repartidos por todo el país, por lo que no es difícil dar con uno cercano a tu domicilio. No dudes en acudir a él para una revisión anual.

Estos profesionales se encargan de comprobar que todo está en orden realizando unos tests auditivos para comprobar tus capacidades, así como realizar entrenamientos auditivos para mejorar la capacidad auditiva, dar consejos para cuidar mejor tus oídos y mucho más.

Cuidar la salud de tus oídos es esencial si no quieres perder la capacidad de escuchar. Uno de los sentidos más importantes para el ser humano, y uno que debe cuidarse desde las edades más tempranas, como hemos explicado aquí.

Etiquetas
stats