CCOO exige a la Junta el abono íntegro de la paga extra de Navidad

.
El área pública del sindicato ha afirmado que los empleados y empleadas públicas de la Junta verán recortada su paga en un 40% por las medidas de ajuste del Ejecutivo andaluz

El área pública de CCOO en Córdoba, compuesta por los sindicatos provinciales de Servicios a la Ciudadanía, Enseñanza y Sanidad y Sectores Sociosanitarios, ha exigido a la Junta de Andalucía el abono íntegro de la paga extraordinaria de diciembre a los empleados y empleadas de la administración general de la Administración andaluza.

El sindicato ha señalado que, por segundo año consecutivo, los empleados y empleadas públicos andaluces, además de tener congelados sus sueldos, no cobrarán los complementos de la paga extra de diciembre, ya que el Gobierno autonómico de PSOE e IU aplica medidas de ajuste más severas incluso que las que plantea el Gobierno central, que afectan directamente a la economía de sus trabajadores y trabajadoras, sin que haya una imposición al respecto por parte del Ejecutivo central, como ha sido el argumento empleado por la comunidad autónoma en otras medidas similares de ahorro anteriores.

Por tanto, de la nómina de los empleados y empleadas de la Junta será recortada la paga extra en torno a un 40%, lo que supone un recorte salarial de entre 300 y 900 euros, en función de cada categoría profesional. De esta forma, los empleados y empleadas públicos de la Administración andaluza serán los únicos de toda España en ver disminuidos sus ingresos de forma adicional, a lo que se suma, por otra parte, la eliminación de las ayudas de carácter social en forma de ayudas escolares y prestaciones sanitarias para todo el personal de la Junta de Andalucía, recuerda la organización sindical.

En este sentido, CCOO dibuja un panorama desolador de la función pública andaluza, y recuerda que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) de este año demuestran la destrucción de 3.600 empleos públicos en Córdoba. Se ha cesado a trabajadores y trabajadoras de las oficinas de empleo, residencias de ancianos, centros de atención a discapacitados, etc., y se están eliminando servicios sociales.

Para CCOO, los gobernantes andaluces incumplen su palabra y sus promesas de los programas electorales, primero sobrepasando la línea roja que prometieron no cruzar: no afectando a los servicios públicos y derechos sociales y, en segundo lugar, procediendo a despedir a trabajadores y trabajadoras de los servicios que presta la Administración andaluza.

Etiquetas
stats