CCOO denuncia a Eulen ante la Inspección por la subrogación de la limpieza de colegios

Una docente en un centro escolar de Córdoba | ÁLVARO CARMONA

La secretaria general de Construcción y Servicios de CCOO de Córdoba, Isabel Medina, ha anunciado que el sindicato ha interpuesto ante la Inspección de Trabajo una denuncia contra la empresa Eulen por “el incumplimiento del contrato de adjudicación del servicio de limpieza de los institutos de la provincia en lo que a la subrogación del personal se refiere”.

En un comunicado, Medina ha recordado que el 1 de septiembre, Eulen comenzó a prestar el servicio de limpieza de los colegios de la provincia y que para esa fecha debían estar subrogadas todas las trabajadoras de las empresas que previamente habían prestado el servicio, según se recoge en el convenio colectivo.

Sin embargo, el sindicato ha apuntado que “tuvo conocimiento de que a fecha de inicio de la adjudicación no se había subrogado a la mayoría de las trabajadoras, ni tan siquiera a las trabajadoras de Eulen que prestaban este servicio con anterioridad en los institutos de la capital cordobesa”.

Todo ello, según CCOO, ha supuesto, “además de un incumplimiento de la normativa laboral y del propio contrato de adjudicación”, “graves perjuicios económicos y de otra índole para las trabajadoras afectadas que están sufriendo” y “distintas irregularidades en la firma del documento de subrogación, como consta en la denuncia de CCOO”.

En este sentido, la responsable sindical ha explicado que la empresa “no está entregando copia del documento de subrogación a las personas afectadas”, a quienes “no da conocimiento del contenido del mismo, que tienen que firmar en una tablet y comunicándoles que si se niegan a firmar en dicho dispositivo digital, darán por hecho que no quieren incorporarse al trabajo”.

Por todo ello, CCOO ha reclamado a la Inspección de Trabajo “que tome las medidas oportunas para corregir las irregularidades detectadas” y que exija a la empresa la subrogación de todas las trabajadoras con efecto retroactivo desde el 1 de septiembre.

La consejera

La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Sonia Gaya, ha informado en el Parlamento de Andalucía de que la empresa Eulen, adjudicataria de concursos para la limpieza total de 43 institutos cordobeses, “ha sido requerida” tras haberse tenido conocimiento de que pueda estar incumpliendo los pliegos del contrato con incidencias relacionadas con el alta contractual de algunas trabajadoras.

La portavoz adjunta de IULV-CA en el Parlamento, la cordobesa Elena Cortés, ha preguntado sobre este posible incumplimiento por parte de Eulen y sobre las acciones que se pretenden poner en marcha desde la Administración autonómica para solventar dichas incidencias. Ante esto, Gaya ha detallado que “efectivamente”, tras el inicio de la prestación de limpieza el 1 de septiembre, la Junta “ha tenido conocimiento” de que en algunos centros puede que no se haya dado de alta a las trabajadoras.

De hecho, según la información que ha trasladado la Delegación de la Junta en Córdoba, a la que ha apuntado la consejera, “este problema se ha detectado en seis centros”, por lo que “la empresa ha sido requerida para que cumpla inmediatamente el pliego de condiciones administrativas y técnicas que rigen el contrato”.

Además, Gaya ha explicado que, una vez se disponga de la facturación del mes de septiembre, “se comprobará que se han subsanado los datos de alta y baja de los trabajadores” y, en el caso de que exista un incumplimiento, “por supuesto se aplicarán las penalizaciones previstas” en estos casos que pueden suponer, según ha detallado, un tres por ciento del importe de una mensualidad. “De constatarse dichas irregularidades, se trasladará la correspondiente denuncia a la inspección de trabajo”, ha puntualizado la consejera.

Por su parte, la diputada de IULV-CA ha insistido en que esto podría afectar fundamentalmente mujeres, que deberían haber estado dadas de alta desde el 1 de septiembre. Esto, además, supone “una sobrecarga de trabajo para las mujeres que tienen que abordar la limpieza de los institutos en la provincia y un menoscabo en los derechos laborales del resto de las trabajadoras que no han sido dadas de alta”.

Cortés, tras la respuesta de la consejera, ha instado a la Junta de Andalucía a vele para que las trabajadoras que, en caso de comprobarse el incumplimiento, no hayan sido dadas de alta pero hayan estado prestando los servicios obtengan el conjunto del salario y no solamente la parte correspondiente al tiempo que hayan estado aseguradas. “Tienen que cobrar el salario íntegro como si hubieran estado dadas de alta y si se demuestra que la empresa ha incumplido el Gobierno andaluz tendrá que estar vigilante”, ha concluido.

Etiquetas
stats