La brecha entre Ganemos e IU que no para de crecer

Rafael Blázquez, a la izquierda, en el Pleno de enero | MADERO CUBERO

El salón de plenos del Ayuntamiento de Córdoba sienta a sus concejales por grupos. Y por afinidades. En la bancada a la derecha de la alcaldesa, Isabel Ambrosio, se sientan los tres grupos de la oposición. La lidera el PP, cuyo portavoz, José María Bellido, es el más cercano a la mesa presidencial. Detrás y al final se sientan Ciudadanos y el único concejal de UCOR. A su izquierda está precisamente la izquierda municipal. En la primera bancada, los seis concejales del PSOE. Detrás, los ocho que suman los cuatro de Izquierda Unida más los cuatro de Ganemos.

Cuando hay debate, visualmente es muy evidente esta distancia. Los concejales se miran directamente a los ojos. Algunos giran su cabeza hacia el público o hacia la cámara de la Televisión Municipal que emite los plenos por streaming. Pero este martes pasó una cosa inaudita hasta ahora: dos concejales de la misma fila interpelándose entre sí. Alba Doblas, la viceportavoz de IU, y Rafael Blázquez, el portavoz de Ganemos, mantuvieron una agria e inaudita discusión hasta ahora en el mandato que evidenció otra cosa, que la brecha entre dos formaciones que están condenadas a entenderse no para de crecer.

Tras las dimisiones de Alberto de los Ríos y Rafael del Castillo esa brecha se abre cada vez más. De los Ríos y Del Castillo hacían de puente entre sus formaciones, y unas relaciones más permeables. Ganemos e IU siempre han querido tener voz y personalidad propia en el Ayuntamiento, pero sin alejarse demasiado. Son los partidos que más veces han votado juntos en el Pleno. Pero extrañamente, este martes discutieron más de la cuenta.

Primero fue por una moción para innovar el Plan General y dotar a Santa Cruz de un espacio deportivo. Ganemos se abstuvo, alegando falta de consenso con los vecinos. Y la innovación no salió adelante, con el profundo malestar del cogobierno, que ha visto frustrada así la que es su mayor iniciativa en esta barriada periférica, donde históricamente IU ha tenido una absolutísima mayoría de votos.

Después llegó una moción sobre vivienda pública, en la que IU quería afear al PP por la decisión del Gobierno de aprobar un nuevo plan estatal y donde se encontró con una enmienda de Ganemos. Alba Doblas y Rafael Blázquez discutieron abiertamente en el Pleno. Al final, Ganemos votó a favor de la moción de IU, pese a que esta formación rechazó su enmienda.

Pero la discusión no pasó desapercibida. El concejal del PP Luis Martín acusó a IU de ir en contra de lo que estaban proponiendo precisamente desde Ganemos. Eso sirvió a Doblas para acusar a Ganemos de “hacerle el juego a la derecha”. Y a Ganemos para denunciar que las medidas de IU en materia de vivienda “están siendo muy insuficientes”.

El voto a favor de Ganemos a la moción de IU sorprendió y muchos incluso lo entendieron como un intento de no echar más brasas al fuego, que ya ardía. En IU empieza a cundir el debate de qué hacer en las próximas elecciones municipales, aunque se asume que finalmente “habrá que confluir”, como reconocían este martes altos cargos de la organización. Pero la brecha es notable. Y o se sana pronto o es probable que se infecte.

Etiquetas
stats