Baquerín denuncia que Gómez está “coaccionando” al alcalde

FOTO: MADERO CUBERO
El concejal asegura que el empresario y dos concejales de UCOR están intimidando a todo el Pleno y pide a los servicios jurídicos que actúen por si hay delito

El verso suelto de Unión Cordobesa (UCOR) vuelve al ataque y a solicitar el amparo de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Córdoba. Carlos Baquerín ha presentado un escrito de siete folios alegando a las alegaciones que han hecho los tres concejales que aún se mantienen fieles al fundador de UCOR, Rafael Gómez. En el escrito, Carlos Baquerín da un nuevo paso y exige a los servicios jurídicos del Ayuntamiento que estudien “por si fueran constitutivas de delito, de falta o de infracción administrativa” las “manifestaciones vertidas” por Rafael Gómez y sus dos concejales fieles, Juan Miguel Alburquerque y Aurora Aguilar. Baquerín asegura que en estos 16 meses de Corporación los tres concejales han realizado unas manifestaciones en el Pleno y las juntas de portavoces que “pudieran ser consideradas intimidatorias y coactivas, y afectar a la independencia, a la integridad y a la propia imagen” del alcalde, José Antonio Nieto, del secretario del Pleno, Valeriano Lavela, y del resto de concejales del Pleno.

El alcalde habló ayer de Baquerín y dijo que con todas sus afirmaciones en los últimos días “demuestra que conoce muy poco la realidad de la que quiso ser ideólogo”. “En política y en todo en la vida, ocurre que cada uno debe asumir su responsabilidad, y cuando no se hace eso, acaba cayendo en la incoherencia y transmitiéndola al resto de los ciudadanos”, reprochó Nieto.

El 12 de septiembre, Rafael Gómez, Aurora Aguilar y Juan Miguel Alburquerque presentaron un escrito de alegación al informe que emitió el secretario municipal dando amparo a Carlos Baquerín. Este último había solicitado tener acceso a la contabilidad de UCOR, después de detectar que el propio Rafael Gómez había sacado en efectivo 70.000 euros de la cuenta del grupo municipal. También denunció la retirada de otros 30.000 euros en Diputación. Este dinero es público y es el que perciben todos los partidos políticos con representación para gasto corriente. En su escrito, Rafael Gómez rechaza facilitar la contabilidad.

Las alegaciones de Baquerín no dejan títere con cabeza. De hecho, llega a insinuar en el punto 3 que han sido redactadas por “la pluma” de Rafael Gómez “apreciada la escasa calidad jurídica y la confusión conceptual palmaria de que adolece”.

Baquerín vuelve a dudar de que UCOR sea un partido político que se atienda a la Ley de Partidos y afirma que “por lo que me consta jamás ha celebrado una asamblea, que los afiliados, si los hubiera, nunca han tenido participación alguna en la toma de decisiones y que por tanto carece de estructura democrática”. De hecho, Baquerín asegura que “el único órgano que me consta que existe es un comité ejecutivo formado por el señor Gómez, su yerno Roque de Llano, su sobrino político Rafael Serrano y Antonio Martínez, contable de confianza de su empresa”. “Este partido adolece de una endogamia absoluta”, concluye.

El escrito de alegaciones alcanza en el punto 12 unas dimensiones espectaculares. Así, Baquerín escribe que en campaña y “sin falsas modestias ningún compañero trabajó ni la mitad de la mitad de la mitad que yo” y habla de Alburquerque, que aceptó ir en las listas de UCOR al ver a Baquerín, que cita sus palabras textuales: “Porque estás tú, porque sino yo con esta gentuza no me junto”. Sobre la otra concejal afín a Gómez, Aurora Aguilar, escribe: “El único trabajo que recuerdo que hizo la señora Aguilar, que apareció 20 días antes del mismísimo 22 de mayo, fue interpretar una docena de bailes delante del escenario de los actos festivos de fin de campaña, lo que le valió el mérito de granjearse entre todos sus compañeros el curioso apelativo crítico de 'La Bailes'”.

Etiquetas
stats