El Ayuntamiento reinicia las obras de la Ronda Norte y reclama a la Junta que construya su parte

Salvador Fuentes y José María Bellido, indicando el plano de obra, antes de la inauguración de los trabajos | RAFAEL MELLADO

Este martes, el Ayuntamiento ha reiniciado las obras de construcción de la Ronda Norte que dejó inacabadas la empresa Marín Hillinger cuando ejecutó la urbanización Mirabueno. "Han pasado 13 años", anunció el alcalde de Córdoba, José María Bellido, desde que el proyecto se diseñó hasta el día de hoy. Por delante, la constructura Vialex tiene un plazo de 14 meses de obra y un presupuesto de 6,7 millones de euros para acabar uno de los proyectos pendientes en la ciudad.

Eso sí, en la inauguración de estas obras el alcalde, José María Bellido, insistió en que estos trabajos no tendrían sentido si la Junta de Andalucía no ejecuta también el tramo de Ronda Norte que le toca. "Esperamos tener antes de final de año el primer avance del proyecto de obra del tramo autonómico, desde Madres Escolapias hasta el Hipercor", dijo Bellido. "Si Córdoba quiere tener futuro como ciudad logística tiene que tener una Ronda Norte completa", destacó el alcalde.

La construcción de la Ronda Norte está parada desde el año 2008, cuando la empresa que la estaba ejecutando (ACSA) suspendió los trabajos por impago de Marín Hillinger. En 2009, reclamó la ejecución de un aval que Marín Hillinger firmó con Cajasur por importe de 12 millones de euros. El propio Ayuntamiento llevó el caso al consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo en el anterior mandato pero en junio de este mismo año el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) tumbó la ejecución de este aval. El alto tribunal andaluz consideró que el aval estaba firmado por la junta de compensación y no por Marín Hillinger. No obstante, el Ayuntamiento recurrió y el Contencioso Administrativo de Córdoba le dio la razón.

La historia de la construcción de la Ronda Norte ilustra a la perfección el estallido de la burbuja inmobiliaria en Córdoba. Marín Hilinger se comprometió a construir este tramo de circunvalación al Norte de la ciudad tras lograr la urbanización de la zona de Mirabueno. Una vez construidas las casas (y vendidas en su mayoría) inició las obras, pero las abandonó cuando apenas si se había ejecutado el 30% por falta de financiación. Entonces, Urbanismo comenzó a reclamarle la ejecución de una obra que Marín Hilinger finalmente nunca reinició. Con ese dinero, Urbanismo calculaba que tendría dinero suficiente para acabar la Ronda Norte.

Este martes, tanto el alcalde como el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes, han reconocido la "labor del anterior equipo de gobierno" para desbloquear este proyecto y sacarlo adelante. "Acabamos así con un problema que está sufriendo toda la ciudad, sobre todo esta barriada de Mirabueno", dijo Fuentes, quien también insistió en que se trata de una obra "que no se entiende sin la parte de la Junta".

"El gran miedo que tienen los vecinos es que esta obra se hiciese sin consenso y no suponga otra barrera física en la ciudad. No vamos a consentir que la Ronda Norte sea una barrera", dijo Fuentes. Por su parte, el alcalde destacó que en estos 14 meses el Ayuntamiento va a trabajar en el diseño de un plan de tráfico para "evitar que haya "tránsito inducido" que bloquee esta zona de la ciudad.

Etiquetas
stats