El Ayuntamiento pone a la venta directa la casa natal de Sandokán

Fachada de la casa de Rafael Gómez en Cañero. FOTO: MADERO CUBERO
La subasta del pasado mes de septiembre quedó desierta y ahora el Consistorio la saca a la venta sin un precio mínimo

El Ayuntamiento ha decidido poner a la venta de forma directa la casa natal de Rafael Gómez Sandokán en el barrio de Cañero y ha publicado el anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia. En septiembre, el Ayuntamiento había sacado a subasta pública la casa familiar que el ex constructor, empresario y hoy concejal y líder de la oposición, Rafael Gómez Sánchez, poseía en el popular barrio de Cañero, donde comenzó a desarrollar su popularidad y su fortuna. Sin embargo, la subasta quedó desierta por falta de compradores.

El Consistorio se había quedado con la casa después de que Arenal 2000 accediera a firmar una hipoteca a favor del Ayuntamiento para hacer frente a sus muchas deudas. El objetivo de la subasta era subsanar una deuda de 193.944 euros que Arenal 2000 mantiene con el Ayuntamiento. Sin embargo, y pese a la singularidad de la subasta, ningún pujador levantó la mano.

El acto se desarrolló en el salón de Plenos del Ayuntamiento. La casa familiar de Rafael Gómez, donde crió a sus hijos, salió por un precio inicial de 193.944 euros. Los técnicos municipales dijeron que cualquiera de los presentes en la sala (sólo había periodistas y curiosos) podía acercarse a la mesa para presentar sus ofertas. Nadie se movió. Se concedió entonces una segunda oportunidad, descontando un 25% el coste inicial de la vivienda de Rafael Gómez. El presidente de la mesa fijó el precio en 145.458,65 euros y dio una pausa de media hora para que los pujadores reunieran el 20% del dinero total para poder participar en la subasta. A las 11.10 se reanudó el concurso y volvió a ocurrir lo mismo: nadie se movió.

Hasta ahora, nadie ha pujado por los bienes de Arenal 2000 que el Ayuntamiento de Córdoba está sacando poco a poco a subasta. Los inmuebles siguen siendo de titularidad municipal y cualquiera que a partir de ahora se interese por la puja deberá ponerse en contacto con el Ayuntamiento y realizar una oferta concreta.

La casa cuya subasta quedó desierta se localiza en la calle Abén Guzmán número 21 y tiene 121 metros cuadrados. Tiene una sala de estar, un comedor, un cuarto de baño, un retrete, cocina, patio y cuatro dormitorios.

Ahora, la casa se pone en venta directa sin un precio mínimo y recordando los precios que tuvo en una subasta por la que nadie pujó. El objetivo es sacar el dinero que sea por la vivienda.

Etiquetas
stats