El Ayuntamiento esperará a conocer el plan de la Junta, para completar con ayudas propias a los autónomos

El alcalde, José María Bellido, en una imagen de archivo en el Salón de Plenos.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha anunciado este lunes que está a la espera de conocer las ayudas que va a impulsar la Junta de Andalucía para los autónomos andaluces, antes de desarrollar un plan de medidas para este colectivo con recursos propios. “Es el momento de la colaboración público-privada”, ha dicho.

En una comparecencia telemática con periodistas, el regidor ha señalado que la semana pasada estuvo en contacto con el tejido social y empresarial de Córdoba de cara a la elaboración del “plan del día después”. Según ha indicado, el principal objetivo a nivel económico pasa por favorecer el emprendimiento y el mantenimiento de la industria local. Especialmente en sectores económicos “vulnerables” como el comercio, la hostelería o el turismo, que ven “que las perspectivas de recuperación no son inmediatas”.

Se trata de un sector en el que hay un importante número de autónomos, uno de los colectivos más expuestos a los efectos perniciosos de la crisis, y para el que el alcalde ha dicho que está a la espera de conocer las medidas específicas de la Junta, previstas para este miércoles, antes de impulsar algún tipo de ayuda que la complemente con fondos propios, como ha hecho, por ejemplo, la Diputación de Córdoba o algunos ayuntamientos de la provincia.

En esta línea, también se ha referido a la petición que ha hecho la plataforma Ganemos en Común de que el Ayuntamiento impulse una renta mínima de inserción. Bellido ha dicho que, aunque hay que ser consciente de qué administración es un ayuntamiento para plantear este tipo de cuestiones, va a esperar a ver qué medidas adoptan la Junta de Andalucía y el Gobierno.

https://cordopolis.es/2020/04/02/cordoba-en-comun-pide-al-ayuntamiento-que-cree-una-renta-minima-municipal/

Porque, según ha especificado, cualquier medida de este tipo a nivel local está “supeditada a los fondos que llegan al ayuntamiento”, pues para desarrollar cualquier tipo de plan de rescate, “hacen falta herramientas”. Una de ellas, ha insistido Bellido, es que el Gobierno permita a las entidades locales destinar el superávit presupuestario a estas cuestiones. “Desde la total lealtad. Es la única petición que le hago al Gobierno. Estamos terminando de cerrar la liquidación de este año y estimamos que tenemos unos 20 millones de euros en superávit”, ha dicho el alcalde de Córdoba, que indica que ese dinero “podría multiplicar las ayudas de emergencia, a autónomos, empresarios, políticas sociales”.

Bellido ha hablado también como vicepresidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), pidiendo que se haga extensivo a todos los ayuntamientos. “Solo pido que nos dejen usar lo que nos pertenece. Yo no pido que nos dejen usar fondos extraordinarios”, ha remarcado, recordando que por el momento no ha llegado ni un ingreso de los 300 millones anunciados por el Gobierno para las entidades locales, de los que a Córdoba le corresponderían 2 millones.

A su juicio, la ciudadanía no entendería que el Gobierno no permitiera a los ayuntamientos destinar el superávit a ayudas de emergencia en vez de a amortizar deuda, por lo que confía en que el ejecutivo será sensible con esta medida.

Otras fórmulas que ha sugerido en su comparecencia el alcalde pasan por reorientar a las necesidades actuales de Córdoba la segunda fase de los fondos Edusi, con capital europeo, así como la puesta en marcha de un “Plan SOS” para las empresas municipales y los organismos autónomos.

En lo que respecta a la emergencia social, el alcalde ha puesto sobre la mesa algunas cuestiones. La principal es que ya se han dispuesto 1,7 millones de euros a través de asociaciones para atajar las posibles necesidades urgentes y, en ese sentido, ha remarcado que en las últimas dos semanas “ha bajado mucho el nivel de ansiedad”.

Sí que cree necesario ir desarrollando un “plan de choque de solidaridad para aliviar la emergencia social”, que precisará de una dotación extraordinaria de las ayudas de emergencia“, así como la puesta en marcha de un plan de trabajo en los barrios con mayor nivel de exclusión -Palmeras, Moreras y Guadalquivir-, para los que la Universidad Loyola Andalucía ya había iniciado el trabajo.

En este ámbito, ha pedido al Gobierno también que las ayudas económicas a las personas más vulnerables dejen de tener consideración de subvención y pasen a ser ayudas directas, para que la fiscalización se haga a posteriori y su ingreso sea más rápido y efectivo, dada la urgencia. Se trata de una petición que también ha hecho en nombre de la FEMP.

Etiquetas
stats