El Ayuntamiento de Córdoba adapta sus documentos a lectura fácil para garantizar su comprensión

Entrada al Ayuntamiento | MADERO CUBERO

El Ayuntamiento de Córdoba viene trabajando en adaptar sus documentos de información y trámites burocráticos a lectura fácil para garantizar su comprensión por parte de personas con alguna discapacidad cognitiva. Se trata, según el Instituto de Lectura Fácil -con sede en Sevilla-, de la primera administración de Andalucía que realiza esta adaptación y, así, garantiza “el derecho a comprender” que tiene la totalidad de la ciudadanía.

El teniente de alcalde delegado de Inclusión y Accesibilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Bernardo Jordano, ha dado cuenta de estos avances para alcanzar “la accesibilidad universal” y ha explicado que el Consistorio ya ha adaptado a lectura fácil 38 tipos de documentos físicos y electrónicos que sirven para regular las relaciones de los usuarios con el Ayuntamiento.

“Inicialmente, esto se piensa para un colectivo con algún tipo de discapacidad cognitiva, pero al final la repercusión es más amplia”, ha indicado Jordano, en alusión a personas que por su avanzada edad u otra circusntancia, puedan requerir de esta adaptación. “Se facilita la comunicación a un perfil de personas para el que cualquier trámite y documento administrativo es bastante farragoso y complicado de entender”, ha explicado el concejal, citando que el Consejo General del Ppder Judicial señala que el 82% de la población,  en algún momento, no capaz de asimilar la información jurídica tal y como la traslada la administración.

Frase cortas y vocabulario sencillo

Así, la adaptación a lectura fácil de los documentos del Ayuntamiento incluye el uso de frases cortas, un vocabulario sencillo y referencias continuas en el margen del documento para explicar conceptos, entre otras acciones. Esta adaptación ha alcanzado a 38 documentos de trámites habituales con el Ayuntamiento, como puede ser la renovación de datos del padrón, hojas de reclamaciones, información sobre matrimonio civil, instancias para el comercio ambulante y uso de la vía pública, documentos de Servicios Sociales o trámites tributarios, entre otros.

“Son barreras cognitivas que existían”, ha incidido Jordano, además de asegurar que su eliminación traerá beneficios también para el propio Ayuntamiento: “En recursos humanos vamos a ganar eficiencia”, apuntando al tiempo que se empleaba en asegurar que el usuario entendía la información.

Los documentos con lectura fácil están disponibles para su descarga en PDF y también físicamente en puntos de atención al público. Además, se trabaja en adaptar no solo documentos sino la propia sede lectrónica y web municipal.

Etiquetas
stats