El Ayuntamiento abre al tráfico la calle García Lovera tras el cierre de María Cristina

Un policía local, en la calle Alfonso XIII junto al IES Maimónides| MADERO CUBERO

El Área de Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba ha tenido que volver a diseñar un plan alternativo de tráfico después de verse obligado a cortar al tránsito la calle María Cristina por el riesgo de derrumbe de un edificio, cuyo muro colapsó la pasada semana. El plan pasa por abrir al tráfico la calle García Lovera, peatonal desde hace años, y facilitar la salida hacia Alfonso XIII, Conde de Torres Cabrera y plaza de San Miguel.

Según consta en el informe de Movilidad, debido al corte de la calle María Cristina motivado por la caída de escombros del edificio del número 6 “es necesario habilitar un nuevo acceso al norte de la ciudad para los residentes del centro ya que la alternativa actual, Gutiérrez de los Ríos - Hermanos López Diéguez, está muy alejada y sobrecarga el acceso a avenida de las Ollerías”.

La propuesta, asumida ya por Movilidad, cuyo titular, Miguel Ángel Torrico, y cuyo coordinador ya han firmado, plantea abrir al tráfico la calle García Lovera en sentido sur hacia el norte. Para hacerlo, hay que retirar los veladores del bar Equis Neotasca y “poner en servicio el tramo de lacalle Conde de Torres Cabrera desde Alfonso XIII hasta Plaza de San Miguel y cambiar de sentido el tramo comprendido entre Plaza San Miguel y Ramírez de las Casas Deza”.

Eso sí, ningún vehículo de más de dos metros de ancho podrá circular por este tramo habilitado, según Movilidad. Los que sean más anchos tendrán que desviarse por la calle San Fernando.

Por último, los usuarios de las cocheras de las calles San Zoilo, Obispo Fitero y Domingo Muñoz deberán acceder por la calle Caño, Tendillas y Alfonso XIII hasta Conde de Torres Cabrera. Los residentes de la calle Claudio Marcelo desde García Lovera deberán acceder al norte por la calle Pedro López vía Gutiérrez de los Ríos para vehículos con anchura menor a dos metros.

Etiquetas
stats