La asociación de taxistas Auttacor defiende las nuevas ordenanzas municipales

Taxis de Córdoba.
El grupo considera estas medidas "vitales para garantizar condiciones de trabajo dignas"

La Asociación Provincial de Trabajadores Autónomos de Auto Taxi de Córdoba (Auttacor), que agrupa a 491 de 509 licencias en Córdoba, demanda al Ayuntamiento la aprobación de las nuevas ordenanzas que regulan el sector para garantizar unas condiciones profesionales dignas en una grave coyuntura económica que amenaza desde hace años la supervivencia de cientos de familias.

En una nota de prensa, Auttacor considera vital actualizar una normativa que ya data de 1992 y cuyo proyecto de ordenanza fue aprobado hace un año y sometido a periodo de alegaciones sin que hasta el momento haya sido validado por el Pleno municipal. Desde ese punto de vista, el colectivo mayoritario de taxistas confía en que las ordenanzas obtengan luz verde antes de que finalice el presente mandato municipal en mayo próximo.

La Asociación desea aclarar algunos equívocos que han distorsionado los últimos días algunas disposiciones de la nueva normativa. La activación del taxímetro desde que el usuario solicita el servicio por teléfono u otros medios telemáticos es una práctica consolidada desde hace más de 25 años a través de la emisora de radio taxi. Y desde hace más de 50 años se solicitaban los taxis por teléfono directamente a las paradas, por lo que no se trata de una incorporación de última hora como erróneamente se pretende hacer creer.

Ese es el criterio unánime en todas las ciudades de España y el que garantiza una retribución razonable conforme a criterios de dignidad profesional. La ordenanza lo que hace es unificar la norma para evitar situaciones de competencia desleal lesivas para casi medio millar de trabajadores del taxi.

El coste añadido para los servicios contratados por teléfono es mínimo y no supera en ningún caso los 3 euros, teniendo en cuenta que la mitad de esa cantidad ya corresponde al preceptivo 1,5 euros de bajada de bandera. El coste más habitual, no obstante, se sitúa entre 2,2 a 2,5 euros (de 0,70 céntimos a 1 euro de incremento). Es incierto, por tanto, que la disposición del artículo 58 represente una novedad respecto de la práctica tradicional en la ciudad ni que perjudique en modo alguno a los usuarios.

La tarifa del taxi en Córdoba se encuentra por debajo de la media nacional al ocupar el puesto número 30, cuando en población es la duodécima de España. En ese sentido, Auttacor quiere subrayar el esfuerzo que los profesionales locales hacen cada año por ajustar sus tarifas en un marco económico de profunda crisis para todos.

La Asociación hace un llamamiento al Gobierno local para que materialice su compromiso con la aprobación definitiva de las ordenanzas, cuya redacción observa escrupulosamente los criterios establecidos hace tres años por el reglamento andaluz del taxi, que contó con el beneplácito de las principales organizaciones de consumidores de Andalucía por su carácter garantista con los derechos de los usuarios. Asímismo pide a los grupos municipales que prevalezca el sentido común y faciliten un acuerdo que asegure condiciones decentes de trabajo para cientos de familias.

Etiquetas
stats