Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de este lunes

Archivado el caso de otra violación achacada a uno de los detenidos en San Fermín

Los cinco detenidos en los sanfermines.

Redacción Cordópolis

0

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía informa de que los jueces han archivado provisionalmente el posible caso de otra violación achacada a un miembro de la conocida Manada, el grupo de amigos sevillanos en prisión por una agresión sexual en los últimos sanfermines de Pamplona. Según ha adelantado este jueves El Español, la Policía Municipal de Pamplona recibió hace semanas una información que vinculaba presuntamente al menos a uno de los detenidos, el guardia civil del grupo destinado en Pozoblanco, A. M. G. E.

El suceso ya archivado se habría producido hace seis años y medio en las inmediaciones de la base militar de El Copero, en Dos Hermanas (Sevilla), donde entonces supuestamente servía como soldado el guardia civil. La víctima apareció allí desorientada y relató que no recordaba lo que había ocurrido tras estar de fiesta con unos chicos. Al despertar, contó, tenía un fuerte dolor de cabeza y de piernas. Además, le habían robado sus pertenencias.

El relato de la chica recordó a que un juez que investiga en relación a cuatro de los cinco procesados en Pamplona en relación a la violación, el pasado mayo, de una joven de 21 años en una localidad de la provincia de Córdoba. Los investigados grabaron los abusos con un móvil y compartieron uno de los dos vídeos en un chat. El magistrado sostiene que “existen serios indicios de que podrían haberse utilizado sustancias específicamente destinadas para provocar la inconsciencia de la víctima”.

En el vehículo se montaron también J. A. P. M., J. E. D. y A. M. G. E. y mientras este último conducía “todos ellos le tocaban los pechos” y A. J. C. E. le “besaba en la boca, riéndose entre ellos de la víctima”. Según añade el magistrado, la llevaron luego hasta la localidad de Pozoblanco, donde se despertó “completamente desnuda en el asiento de atrás” y con el mono y las medias rotas.

La joven se vistió y se colocó en el asiento del copiloto, momento en el que A. J. C. E. le requirió “para que le hiciera una felación”. Ante la oposición de ella, según relata el juez, el investigado la golpeó “dos veces en la cara y otra en el brazo”. Acto seguido, la empujó fuera del coche y la insultó.

Los tocamientos practicados en el vehículo fueron grabados por J. A. P. M. con el teléfono móvil de A. M. G. E., creando dos archivos de vídeo, el segundo de los cuales fue compartido en un chat denominado “Manada”, en el que posteriormente se refirieron a la víctima como “la bella durmiente”. Desde esa conversación, el investigado J. A. P. M. difundió ese vídeo en otro chat llamado “Peligro” en el que participaba A. B. F, el quinto procesado por la supuesta violación de los Sanfermines.

Estos hechos, según detalla el juez, están tipificados en el artículo 181 del Código Penal como cuatro delitos de abuso sexual, delitos de los que aparecen como autores los cuatro investigados. Asimismo, el magistrado imputa a A. J. C. E. un delito de lesiones.

Etiquetas
stats