Animal 24 y Vetaformación: sinergia para forjar el futuro

Alberto Barra sostiene un gato junto a su ayudante | MADERO CUBERO

¿Te gustan los animales? ¿Te interesaría dedicarte a trabajar con ellos en una rama profesional en auge? La figura del auxiliar veterinario está siendo en los últimos tiempos una de las más demandadas. Según estudios estadísticos, un 37 por ciento de los hogares en nuestro país tienen como miembros de la familia a uno o más animales. Ellos también necesitan cuidados médicos especializados. La firma cordobesa Vetaformación ha puesto en marcha un proyecto pionero en Córdoba. Se trata de Animal 24, una nueva clínica veterinaria que cuenta dentro de las propias instalaciones con aulas en las que se imparte una nueva edición del curso de auxiliar veterinario, unos estudios presenciales que permiten “adquirir los conocimientos teóricos y prácticos” para desempeñar una actividad en auge, según expresa su director, Alberto Barra Guijo.

El centro Animal 24 está situado en la calle Hermano Juan Fernández, sin número (frente al 27), entre las barriadas de Fidiana y Levante. “La ventaja para los alumnos es que estás dentro de un centro veterinario con mucha carga de trabajo, puesto que es la ampliación de una clínica que llevaba ya 14 años funcionando”, indica Barra. El Curso de Auxiliar Veterinario es una enseñanza presencial de manos de profesionales clínicos veterinarios con experiencia, donde se combinan clases teóricas con prácticas. Barra resalta que “la sociedad ha evolucionado y los animales forman parte de nuestra familia, nos preocupamos por su bienestar y si se ponen enfermos, los llevamos al veterinario”.

Animal 24 hace una apuesta fuerte por la medicina felina. “Tiene parte de sus instalaciones dedicadas exclusivamente a los gatos, tanto en consulta como en lo que llamamos 'gatoteca', que es una ludoteca especial”, indica su director, quien resalta el espacio a la rehabilitación y fisioterapia animal. “Todo ello hace una sinergia enorme con la formación que ofertamos, ya que los alumnos están desde el primer día en contacto con casos clínicos, colaborando en el diagnóstico y tratamiento”, afirma sobre el curso de auxiliar, que comienza este mes de octubre y para el que aún queda un cupo de plazas libres.

En esta tercera edición del curso se presenta un temario que se basa en las cualificaciones profesionales propuestas por el INCUAL, recogidas en el reciente Real Decreto 705/2017, de 15 de julio, con módulos dedicados a: Consulta clínica veterinaria; Recogida y análisis de muestras biológicas animales; Quirófano del centro veterinario; Hospitalización de animales; Procedimientos de imagen para el diagnóstico en veterinaria, y Operaciones de atención al cliente y gestión en centros veterinarios.

Los auxiliares pueden realizar gran cantidad de servicios dentro de un hospital veterinario, desde los diagnósticos por imagen y pruebas de laboratorio hasta entrar en un quirófano. “En países extranjeros de referencia, donde nos llevan ventaja en cuento a servicios para animales, vemos en los que la proporción de auxiliares con respecto a médicos llega al doble”, explica Alberto Barra.

La metodología, muy participativa, hace que los alumnos estén en formación permanente a través de la experiencia. El director del curso afirma que la misión es formar auxiliares de modo presencial con clases teóricas y prácticas, ya que “difícilmente se puede conseguir esta capacitación con la modalidad de teleformación”, recalca. Las sesiones de práctica no se limitan a acompañar al veterinario mientras que éste realiza su labor, sino que en ellas se aprenden las técnicas de diagnóstico y tratamientos para mascotas (rayos X, quirófano, hospitalización, laboratorio…). “Este tipo de experiencias son las que hacen totalmente distinto nuestro curso”, declara, porque “cuando se viven esas situaciones no se olvidan ya”.

Entre los alumnos que cursan estos estudios hay perfiles variados, pero con el nexo en común del amor por los animales. Los hay quienes presentan una profunda vocación para dedicarse profesionalmente a este sector, en el que las salidas en el mercado son crecientes por cuanto es cada vez mayor en la sociedad la conciencia con las mascotas. Alberto Barra detecta a alumnos que tienen “verdadera pasión” en el trato con los animales, ya que se trata de personas que colaboran con asociaciones protectoras y “consiguen unos conocimientos prácticos que les ayudan de una manera sobresaliente en su trabajo, porque normalmente tratan con aquellos animales que necesitan ayuda”. Los alumnos que finalicen correctamente el curso recibirán un diploma de aprovechamiento del mismo y una certificación de conocimientos avalada por el centro donde se detallarán las competencias adquiridas en cada módulo.

Etiquetas
stats