La alcaldesa de Almodóvar admite ante el juez que prohibió grabar los plenos

La alcaldesa de Almodovar del Río sentada en la sala de vistas | MADERO CUBERO
Sierra Luque, de IU, justifica su decisión en que lo que buscaba era “evitar altercados” | La regidora se enfrenta a una pena de siete años de inhabilitación por los delitos de prevaricación, censura previa y contra los derechos cívicos

La alcaldesa de Almodóvar del Río, Sierra Luque (IU), ha admitido ante el titular del Juzgado de lo Penal número tres de Córdoba que entre los años 2007 y 2009 prohibió grabar en vídeo los plenos del Ayuntamiento y que lo hizo para “evitar altercados”. Sierra Luque se enfrenta a una pena de siete años de inhabilitación, solicitados exclusivamente por la acusación particular ya que la Fiscalía no aprecia delito alguno, por la comisión de tres delitos: prevaricación continuada, censura previa y contra los derechos cívicos.

A preguntas de la acusación particular, representada por el abogado Fernando Llagas, la alcaldesa admitió que entre finales de 2007 y 2009 prohibió grabar las sesiones plenarias del Ayuntamiento. En 2009 volvió a permitirlo, pero después de que intentara contratar a una empresa para hacerlo y no la encontrase, según ha admitido ante el tribunal del Juzgado de lo Penal número 3 de la Audiencia Provincial.

Sierra Luque fue denunciada por un vecino que, según ha reiterado hoy ante el juez, fue desalojado del Pleno del Ayuntamiento de Almodóvar del Río por la Guardia Civil a finales del año 2007. El vecino ha asegurado que intentaba grabar el Pleno y que no se le permitió. La regidora ha reconocido la prohibición, pero no que ordenara el desalojo o diera instrucciones a la Policía Local de que se impidiera el paso de público con cámaras de grabación al Pleno. En el juicio se ha visionado un vídeo aportado por la acusación en la que se ve el momento en el que se desaloja a este vecino.

La alcaldesa ha insistido en que los concejales le habían pedido que impidiera la grabación de los plenos por que posteriormente se usaban para “viñetas que se estaban manipulando en internet” con la que se hacía “mofa”.

Después del desalojo, el Ayuntamiento de Almodóvar llevó a juicio al vecino que quería grabar el pleno. El hombre fue absuelto en el juicio de faltas que se celebró primero en el Juzgado de Posadas y posteriormente la sentencia, que fue recurrida, fue ratificada por la Audiencia Provincial. El abogado de la acusación ha insinuado que no fue hasta conocer la sentencia cuando la alcaldesa volvió a dejar que se grabaran los plenos municipales.

Etiquetas
stats