La agricultura, la ganadería y los estudios de medio ambiente, principales nichos de empleo

Rebaño de ovejas en una imagen de archivo | JAVIER QUINTANA

Los estudios superiores relacionados con la agricultura, la ganadería, silvicultura o veterinaria son los que tienen un mayor índice de empleabilidad en toda la Comunidad Autónoma el pasado año 2018, con una tasa de ocupación del 76,91 por ciento, según datos publicados por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), organismo dependiente de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad.

El informe, que es una submuestra de la Encuesta de Población Activa (EPA), se realiza anualmente y da cuenta de la relación entre el nivel de formación, el ámbito en el que se desarrollan los estudios universitarios, y la tasa de ocupación de los egresados en las distintas materias.

Así, tras los estudios relacionados con el medio ambiente, aquellos que tienen una mayor aceptación en el mercado laboral son los relacionados con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), con una tasa de ocupación del 70,01 por ciento, los de ciencias naturales, químicas, físicas y matemáticas, con un 68,92 por ciento; las ingenierías técnicas (mecánica, industria, electrónica o construcción), con un 68,22%; o las ciencias sociales, periodismo y documentación, cuya tasa de ocupación alcanza el 66,11 por ciento.

En cambio, en la parte baja de la tabla se encuentran aquellas personas que sólo tienen una formación general y habilidades personales tuvieron la menor tasa de empleo, con un 35,66 por ciento de ocupación.

En total, el estudio revela que la tasa de ocupación para aquellas personas que han cursado enseñanzas superiores es el 43,81 por ciento, siendo mayor en el caso de los hombres (51,43%) que en el de las mujeres (36,62%). No obstante, las mujeres que estudian alguna ingeniería técnica o de ciencias naturales, además de las que centran su formación en el ámbito educativo, tienen una mayor tasa de empleo que los hombres dentro de esas áreas.

Además de estos indicadores, los datos facilitados por el IECA también revelan que en Andalucía, la mayoría de los trabajadores tenía jefe pero no tenía ningún subordinado, concretamente un 71,8 por ciento del total de los encuestados.

Además, del total de ocupados, un 10,9 por ciento era ocupado independiente (sin jefe ni subordinados); un 7,1 por ciento, director de empresa pequeña, departamento o sucursal; 5,9, encargado; 3,6 por ciento, mando intermedio; y un 0,5 por ciento era director de empresa grande o media. Por sexo, el porcentaje de hombres ocupados independientes (sin jefes ni subordinados), superó en 4,3 puntos al de mujeres.

Etiquetas
stats