Un 87% de cordobeses dice sí a donar los órganos de un familiar

Regala vida. Dona órganos FOTO: MADERO CUBERO
Córdoba tiene una tasa de donación que es casi el doble de la media andaluza y nacional, y el triple de la europea

En el caso de las donaciones de órganos, en Córdoba los números hablan por sí solos de una de las provincias más concienciadas de una de las regiones más concienciadas de uno de los países más concienciados del mundo. Y bastante culpa de todo la tiene el hospital universitario Reina Sofía de Córdoba. Esta mañana, la delegada provincial de Salud, María Isabel Baena, ha presentado el balance de donaciones de 2012 que arroja un dato con el que casi que sobran las palabras: un 87% de los cordobeses a los que se les acaba de morir un familiar dicen sí a los médicos que le preguntan sobre la posibilidad de donar sus órganos. Es decir casi nueve de cada diez cordobeses aprueba los trasplantes. Este porcentaje ha crecido un 5% con respecto al año pasado.

Además, y para corroborar que Córdoba es la provincia más concienciada en una región ya de por sí muy concienciada, están los datos de donantes por millón. Según las estadísticas de la Junta de Andalucía, en la provincia cordobesa hay 51 donantes por millón, cuando la media andaluza es de 36,1 donantes, la media nacional de 35,3, la europea de 18 y la estadounidense de 26 donantes por cada millón de habitantes.

El año pasado en Córdoba hubo 41 donaciones multiorgánicas. Entre las donaciones de vivo también se han registrado cifras muy elevadas, concretamente un 113% más que el año pasado con, por ejemplo, siete riñones procedentes de donante vivo. Este tipo de trasplantes tiene una supervivencia más alta que el injerto real de donante fallecido y desde el hospital Reina Sofía se están impulsando medidas que agilicen y favorecen esta opción de tratamiento.

Los profesionales del complejo sanitario cordobés practicaron en 2012 un total de 284 trasplantes (162 de órganos y 122 de tejidos). Concretamente, se han practicado 63 trasplantes de riñón, 49 de hígado, 24 de pulmón, 15 de corazón y 11 de páncreas, así como 63 de córnea y 59 de progenitores hematopoyéticos.

A nivel andaluz, el perfil del donante fallecido de órganos presenta cada vez mayor edad y continúa modificándose de forma progresiva. La Edad Media ha pasado de 35 años en 1991 a 60 años en 2012. Los donantes menores de 45 años han pasado de representar el 66% en 1993 a significar sólo el 17% en 2012.

Etiquetas
stats