45 minutos, 45 preguntas, 6.000 opositores y 50 plazas

.
El Ayuntamiento organiza un enorme dispositivo en el campus de Rabanales para un examen que finalmente se ha celebrado y que ha cogido despistado a más de uno

45 minutos, 45 preguntas, 6.000 opositores y 50 plazas. Éstas son las cifras de las primeras oposiciones convocadas por el Ayuntamiento de Córdoba en el último lustro y que tienen como objetivo dar cumplimiento a una sentencia judicial.

El Ayuntamiento ha tenido que organizar un enorme despliegue municipal en el campus universitario de Rabanales para acoger unos exámenes que no han estado exentos de polémica hasta el final. Hoy mismo, muchos de los opositores se han quejado de que finalmente sólo han tenido 45 minutos para contestar un examen de 45 preguntas (a pregunta por minuto), cuando en principio se había planteado una hora.

También ha habido despistados, como Dani, un chico de Málaga que llegó a Rabanales sobre las 11.30 de la mañana pensando que había un segundo turno y que a él le tocaba a las 12.30. Finalmente, no ha podido presentarse. Fue el secretario municipal, Valeriano Lavela, el que obligó a suspender el examen previsto para el sábado de feria, ya que se habían fijado dos turnos de exámenes. Ahora, al volver a convocar, muchos de los aspirantes se han vuelto a confundir y han perdido su oportunidad. “Que despabile”, le decía su novia a Dani, visiblemente molesta.

El Consistorio ha trasladado hasta el campus de Rabanales a docenas de policías locales, administrativos y funcionarios para un examen de dimensiones, por el número de aspirantes, casi desconocido. En el campus había también varias ambulancias e incluso trenes especiales fletados por Renfe ante la avalancha de opositores que se preveía. Finalmente, el examen se ha desarrollado sin apenas incidentes.

Eso sí, han hecho falta un total de 19 aulas para hacer sitio a las más de 6.000 personas que han llegado casi desde todos los puntos de España. Rabanales no se ha quedado pequeño, pero casi.

Etiquetas
stats