Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
Sobre este blog

Crecí en los 70 bajo la influencia de la Señorita Pepis, un set de maquillaje para niñas del que arranca un amor interminable por el rojo de labios y el khol enmarcando la mirada. Las tendencias y la moda, la cosmética y el sublime arte del perfume me interesan con una pasión que solamente los adictos sabemos reconocer. Y sí, somos cientos de miles de personas -por cierto, muy distintas en edad y características sociales- para quienes la moda es una motivación, un bálsamo, un acicate, un exquisito pasatiempo. Ahora que Internet y las redes sociales han incendiado el mundo con la revolución fashionista, por qué no echar más leña al fuego desde las páginas de CORDÓPOLIS.

Riñoneras

Riñoneras

Esa cartera, ese móvil, estrechamente alojados en el bolsillo trasero del pantalón, es posible llevarlos en un lugar más cómodo, seguro y feliz si se mira con otros ojos la bendita riñonera. Digo esto, porque este bolso ceñido al cuerpo, con forma de pequeño medio melón, asociado al deporte, la playa y el arte de cobrar y devolver cambio allá en los años 80, ha sabido ganarse su sitio entre los accesorios.

Las riñoneras, llamadas en inglés hip pack (a la cadera) o crossbody bag (bandoleras altas sobre el pecho o a la espalda), seducen desde sus ventajas de dejar libres los brazos, cuidar la espalda y el fácil acceso a lo que guardan, y triunfan cuando además logran enriquecer la vestimenta con estilo. Entonces ya pueden figurar como los bolsos preferidos y más usados, y como básicos del Primavera Sound Barcelona/ Madrid/ Porto, el Festival de la Guitarra de Córdoba o el inminente Electrolunch XXL en Sevilla.

Es claro que el pato feo de los accesorios se ha reinventado o lo hemos redescubierto como espacio para la creación y la mejora. Se multiplican sus opciones de todo precio, inspiración y material gracias al empeño de quienes diseñan y al aire deportivo y diverso que, para bien, coloniza la moda y la vida entera.

Encontramos riñoneras todoterreno, en piel, prácticas y acordes incluso con esta ropa de ir “arreglá pero informal” -lo canta Martirio-; versiones innovadoras con el sello de la marca como las de Bimba y Lola; de tejido y denim, a precios asequibles, de Bershka y Pull & Bear; masculinas y unisex, entre otras las de Lacoste y Tommy Hilfiger; deportivas y urbanas como las de Fjällräven, Herschel, The North Face, Vans, además de modelos para peques.

Algunos espacios multimarca donde bucear y revolver tras una posible riñonera en propiedad son: El Corte Inglés, Zalando, Farfetch o Mytheresa, este último enlace con una diminuta de Louboutin para los auriculares inalámbricos.

Dado que el yin y el yang también existe en el mundo del accesorio, conviene tener en cuenta que junto a las riñoneras se necesitan eventuales compañeras de mayor capacidad (bolsas de tela) si queremos portar la botella de agua y buenos alimentos como la manzana y el libro.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación

Sobre este blog

Crecí en los 70 bajo la influencia de la Señorita Pepis, un set de maquillaje para niñas del que arranca un amor interminable por el rojo de labios y el khol enmarcando la mirada. Las tendencias y la moda, la cosmética y el sublime arte del perfume me interesan con una pasión que solamente los adictos sabemos reconocer. Y sí, somos cientos de miles de personas -por cierto, muy distintas en edad y características sociales- para quienes la moda es una motivación, un bálsamo, un acicate, un exquisito pasatiempo. Ahora que Internet y las redes sociales han incendiado el mundo con la revolución fashionista, por qué no echar más leña al fuego desde las páginas de CORDÓPOLIS.

Autores

Etiquetas
stats