Punto y aparte

.

Primavera. Semana Santa. Escapada. Desconexión. Cambio. Renacimiento. La hora que nos mueven (de nuevo). Pido tiempo, frescor mejor que frío, brisa antes que vendaval, solecito, algo que estrenar… Y ZARA, como siempre, lo pone fácil. Lanza una atractiva colección, cómoda, colorida y chic, en torno al punto. Lo suyo es hacer un punto y aparte.

Tres o más caminos hay para vestir punto: comprarlo de firmas industriales sean o no multinacionales, tejer en casa con ayuda de tiendas como Lala-NA o encargar prendas artesanas vía Etsy y otras plataformas, que es como la alta costura del punto de media y el ganchillo. La otra opción es el mercado de segunda mano y la reutilización o adaptación de piezas tejidas que valen la pena.

Un poco he probado de todo ello, pero suelo comprar en lo mayoritario cotizante en el IBEX. Últimamente las prendas de las colecciones de ZARA presentan unas texturas y una factura en cuanto a punto y bordado que están muy bien. En las novedades zariles de esta semana destaca un vestido de edición limitada que promete ser un éxito (se anuncia como "Coming Soon", además de toda la colección ‘Ready for a Break’.

Esta onda cálida, artesanal, fluida, retro o deportiva del punto es un estímulo para ir de tiendas, ya sea para curiosear o renovar un poco el armario y la vestimenta. Las piezas con aires de Lolita, otras étnicas, otras con ecos de la genial casa Missoni o mejor si son de la propia firma me encantan.

Si no es el jersey, el top, la falda o el vestido, sí que me apunto a un respiro. Un punto y aparte de primavera, que luego todo se hace tan seguido y tan sin tiempo de tejer ni media vuelta del jersey...

Que nos sea buena, esta Semana Santa.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
24 de marzo de 2018 - 01:01 h
stats