Pestañas de cine

¿Cuándo se inventaron las pestañas postizas? Algún/a sesudo/a profesor/a de historia de la estética estaría encantado de responder que en el antiguo Egipto. Sin embargo, según todas las fuentes de Internet consultadas, nacieron del ingenio del director de cine D. W. Griffith, quien diseñó unas incómodas pero efectivas extensiones de las pestañas naturales para subrayar la mirada de la actriz protagonista de Intolerancia (1916). La fiebre de las pestañas XXL acababa de empezar.

Hoy, cerca de 100 años después, el cine, gracias a Marilyn Monroe  (Cómo casarse con un millonario), a Liza Minnelli (Cabaret) y Audrey Hepburn (Desayuno con diamantes) o incluso a Malcolm McDowell (La Naranja Mecánica), continúa haciéndoles una magnífica publicidad; eso sí, con permiso de Twiggy, modelo británica de los 60, inolvidable por sus icónicas pestañas. No obstante, las todopoderosas embajadoras del producto en la actualidad no son personajes del séptimo arte, sino divas del pop y del show business como Beyoncé, Kim Kardashian, Kate Perry o Rihana. 

Se producen cientos de miles de pestañas postizas. No hay firma selectiva que no tenga las suyas y las marcas de gran consumo como Eylure las venden con una excelente relación calidad-precio. Otra cosa es que quienes las adquirimos encontremos al final esa chispa de curiosidad y glamour, más la tranquilidad necesaria, y lleguemos a colocarnos esas tupidas pestañas tan sexy. Mi caso, hasta ahora que las he probado, ha sido comprar, soñar y dejarlas sin estrenar. 

Las cuestiones clave son: ¿Quiero probar? ¿Obtendré un buen resultado por mi cuenta? ¿Qué producto es más cómodo, fácil y seguro para empezar? ¿Qué recomendaciones hay que seguir para cuidar nuestros ojos, párpados, etc.? Si no me atrevo sola, ¿pueden colocarme unas pestañas postizas en servicios de maquillaje profesional? ¿Es una buena alternativa la colocación de extensiones de larga duración en un centro de estética?

Mi opción ha sido utilizar unas Eylure naturals 031 auto-adhesivas y reutilizables, a la venta en Primor. Si tuviera más tiempo y ocasión para lucirlas, habría elegido que me colocaran unas magníficas pestañas postizas de Mac Cosmetics las maquilladoras del stand de esta firma en el Corte Inglés. El bar de cejas de Benefit en Sephora también ofrece este servicio. 

Sobre las extensiones de larga duración, en principio no me atraen demasiado por la necesidad de mantenimiento cada tres semanas, si bien el resultado que prometen es el de unas pestañas maravillosas que se sienten como las naturales. Las hay hasta de visón, como las de la diosa Beyoncé

Más abajo, cito algunas marcas y lugares donde encontrar pestañas postizas de distintas clases y precios, así como servicios profesionales de maquillaje y estética. Muy recomendables son Eylure, Eyeko, Mac Cosmetics, Make Up Forever, Sephora, Benefit y Kiko.

Aunque quizás sobre decirlo, es peligroso para nuestra salud utilizar pegamentos que no sean los adecuados de uso cosmético, el más vendido y mejor es Duo. Y tampoco deben dejarse estos productos al alcance de los niños. 

Respecto a las extensiones, las páginas de las franquicias especializadas Pelohappy  y Lashes and Go explican bastante bien en qué consiste. Tampoco debemos olvidar el poder de unas pestañas postizas para superar el cáncer, pues son parte de la oncoestética.

Por último, la guía práctica, que corre a cargo de este vídeo blog de Rbkita1987, más los tutoriales que sobre este mismo tema le siguen o preceden en youtube. Por pestañas (y señoras manitas) que no quede.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación. 

Etiquetas
Publicado el
20 de diciembre de 2014 - 04:11 h