Patios couture

.

Sería la siesta, tan promocionada en los Patios de Córdoba, esa tibieza del aire aromatizado de geranios y tierra húmeda en el instante en que los párpados se cierran con la cadencia del rumor del agua y el cuerpo se olvida de que es cuerpo recostado en una mecedora de olivo. Sería la siesta, que me hizo soñar cosas que aún no existen.

Pero esas cosas serán. ¿Porque quién me dice que no veré algún día, y más pronto que tarde, un pañuelo de Hermès o un bolso de Vuitton de edición limitada dedicado a los Patios cordobeses?

No será la primera vez que diseñadores, artistas gráficos y perfumistas firman trabajos exclusivos que evocan el patrimonio cultural de Granada o Sevilla, por poner el ejemplo de Oranger Alhambra, de la colección de fragancias Armani Privé, y el perfume Séville à l` Aube, del genial Bertrand Duchaufour (Artisan Parfumeur), que tomó la inspiración del aroma a azahar e incienso de la madrugá de la Semana Santa sevillana.

¿Por qué no Córdoba entonces? Soñemos. Hay camino hecho y más por recorrer. Ciertamente, los Patios no son una moda, ni se pueden poner frívolamente de moda. NI sería justo que dilapidasen su patrimonio estético en productos de consumo masivo, como ciertos souvenirs sin calidad artesanal ni diseño. Los Patios son pura estética. Y por tanto también se merecen atraer el talento de los gurús de la alta costura y la industria de lujo y de la moda.

Así, por ejemplo: ¿Quién, desde Córdoba, podría atraer el interés de maestros del perfume como Ropion, Giacobetti, o Morillas hacia la alquimia de convertir una tarde o un amanecer en Los Patios en una fragancia exclusiva; y ¿quién, además, tendría contactos e influencia para promover un concurso internacional para diseñar un pañulelo icónico de Hermès o Kenzo dedicado a los Patios cordobeses, o para guiar al mismísimo Mario Testino hasta los patios populares y palaciegos de la ciudad de la Mezquita para que fotografiase a cotizadas/os modelos para Vogue?

Sin embargo, hay cosas y muy buenas cosas que ya existen para mayor gloria fashionista de los Patios, y que nos esperan recién nacidas. Por tanto, cuidémoslas, apoyémoslas y soñemos con los ojos abiertos.

Porque aquí y ahora, a 16 de mayo de 2015, tenemos esencia de los patios, vestido de los patios y muñeca de los patios, la morena cordobesa Patia, citando lo más novedoso y destacado.

Todo esto, gracias a la familia Rosales, que además de amar la gastronomía cultiva el arte del perfume, y al proyecto del diseñador cordobés Rafael Girón, creador de un imaginativo vestido-patio, y padre de Patia, la muñeca del patio cordobés que aspira a conquistar el mundo.

Juana Martín ha lanzado también una camiseta de los patios de depurada ilustración gráfica con regaderas y flores. Y tampoco faltan los recuerdos de excelente gusto que pone a la venta La buganvilla.

Mucho campo hay por explorar, desde luego. Y estoy segura de que los patios cordobeses couture estampados en la seda de un artístico pañuelo de lujo, llegarán. Lo sé, aunque primero lo sueño.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
16 de mayo de 2015 - 10:54 h
stats