LA MARI CABRONA

Cabrona: adjetivo femenino. Del latín capra; cabra (por aquello de la fuerza con la que estos animales envisten sus metas). Dícese de la mujer asertiva, inteligente e independiente, segura de sí misma, que sabe lo que quiere y que lucha por conseguirlo sin pretextos ni concesiones. Mujer que cuestiona y no complace con respuestas evidentes sino que siempre busca la RESPUESTA CORRECTA. Que forma relaciones y estrecha lazos no por necesidad sino por decisión propia.

Es la típica amiga del grupo que su vida y ella son tan "perfectas" o "imperfectas" que SE ABURRE EN EXCESO… El adjetivo "perfecto" le parece insufrible y lo usa en sentido exclusivamente sarcástico e irónico. Entiende a la perfección todos los tipos de humor. El motor de su vida y los utiliza inteligentemente a cada instante de su vida por muy desdichada que sea.

Mujer valiente donde las haya. Desafiante de todo temor y pavor al espeluznante y escalofriante número de Lucifer 666.

 

Sabe adoptar como nadie una pose muy estudiada de mujer fría, frígida, misteriosa e imperturbable. Llevada irrefutablemente hasta las últimas consecuencias.

De buena familia (no en sentido adinerado), sofisticada, avispada, perspicaz, culta, es la que "más filtro" tiene de todos los de la pandilla.

Enemiga de los moñas lloricas, de los víctimas que se crecen con su sufrimiento o el de los demás, de los que reprochan inútilmente, de los que se regodean en el melodrama, de los que se deleitan con lágrimas de cocodrilo interpretando el papel de su vida – inconsolablemente – como si su vida fuera una tragedia griega. Pues considera que es típico de los que siempre lo han tenido todo en la vida, pero nunca les ha bastado.

Odia el estereotipo personificado de los "lameculos" imbéciles y que siempre están fuera de lugar. Y cree que la vida está llena de egocéntricos que se hinchan con su propio ego y recargan su autoestima.

Dedica mucho tiempo a pensar sobre su vida presente e incluso sobre las situaciones más absurdas como analizar la compra de la pija de dudosa aristocracia que está situada delante de ella en la cola en mercadona.

Dedica poquísimo tiempo a pensar sobre su eventual futuro y pasado. Construye el presente palpable e independiente lleno de situaciones cómicas y paranoias varias.

Siempre vive en el presente.

Mujer que no le interesa en absoluto hacerse con un "bagaje" cultural y una dialéctica de salón, pues cree, que solo sirve para acumular teorías, embrollar las cartas y marcarse mejor los faroles en la farsa de los culturetas.

Piensa que la inteligencia se basa más en tareas prácticas, en la observación y en la experiencia directa más que en la teoría. Nunca alardeará delante de los demás de todos sus conocimientos pues considera que "No es más listillo el que más dice que sabe, sino el que más sabe que le queda por saber". Nunca hará ninguna ostentación pública de sus logros y trofeos y se partirá de risa de todos aquellos que fardan de sus virtudes, pues "dime de qué hablas y te diré de qué careces".

No le conmueven en absoluto los titis.titis.

Prefiere mil veces que la llamen cínica a tener miles de proyecciones románticas que acaban volcando sus expectativas distorsionadas de un amor perfecto. No se deja ofuscar por el romanticismo que con sus mariposas estomacales y sus cuentos con finales felices comiendo perdices, impiden oír y ver las cosas como son.

Se divierte conociendo gente de lo más variopinta, bien la podréis ver en el local más de moda de la ciudad hablando con sus gays favoritos sobre tendencias como 5 minutos más tarde en el antro heavy de la ciudad conversando animadamente con las viejas glorias cincuentonas.

Ella es así, natural, sin aditivos, y sin complejos absurdos de hipster de hoy en día. Y tiene sus ovarios muy pero que muy bien puestos.hipster

 

A todas las mujeres que se den por aludidas y en especial a nuestra amiga y hermana de las "My erudite pussy". ¡NO CAMBIES NUNCA!!!  ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2015 - 04:42 h
stats