¿Serán más costosas las hipotecas?

La hipoteca es la inversión más importante de nuestra vida.

Es la pregunta que muchos se están haciendo en estos días a raíz de las ya conocidas sentencias que obligan a la banca a devolver el dinero cobrado de más por las cláusulas suelo y por los gastos de formalización  de las hipotecas.

Los mecanismos que tiene la banca para elevar el precio de las hipotecas son diversos, y más cuando nos hagan rellenar un documento de nuestro puño y letra en el que hagamos constar que hemos sido informados de todas las condiciones del préstamo hipotecario.

Lo primero que vamos a notar es la subida del tipo de interés en la hipotecas a tipo de interés fijo, y probablemente también en el diferencial en las hipotecas a interés variable.

Pero hay otros factores que tenemos que conocer a la hora de firmar una hipoteca que provocan que el precio de la hipoteca sea más elevado.

El coste total de la hipoteca dependerá de:

El tipo de interés, que puede ser fijo en las hipotecas a tipo fijo durante todo el plazo que dura la hipoteca o durante unos años concretos, y tipo de interés variable en las hipotecas a interés variable.

El diferencial que se le suma al índice de referencia en las revisiones periódicas en las hipotecas a interés variable.

La comisión de apertura, que es un porcentaje que se aplica sobre el importe de la hipoteca solicitada al banco.

Muchas son las entidades que para disminuir el diferencial que se aplica en cada revisión proponen una vinculación con la entidad que puede ser:

Un importe determinado de nómina a domiciliar.

Domiciliación de recibos en la cuenta.

Utilizar la tarjeta de crédito y/o de débito durante el año.

Contratación de un Plan de Pensiones.

Contratación del seguro de hogar.

Contratación de un seguro de vida.

Mantener productos de inversión.

Y no debemos olvidar analizar detenidamente las comisiones referentes a la amortización total o parcial de la hipoteca, o comisión por riesgo de tipos de interés.

Estas comisiones suponen un elevado coste a la hora de intentar cambiar la hipoteca a otro banco o de amortizar una cantidad de dinero.

Para conseguir "buenas" condiciones el banco nos va a exigir una mayor vinculación, lo que no quiere decir que el coste total de la hipoteca con dicha vinculación deba ser mejor que sin la vinculación.

Y es que hay que analizar todo lo anteriormente expuesto para no lamentarnos en un futuro sobre las condiciones firmadas con el banco.

Antes de firmar una hipoteca –la inversión más importante de nuestra vida- debemos ser conscientes de lo que vamos a firmar, entender y comprender.

Va a ser de suma importancia comparar todas las condiciones del préstamo hipotecario  en diferentes entidades antes de decidir con cuál nos quedamos.

Ser conscientes de lo que firmamos…

Etiquetas
Publicado el
8 de febrero de 2017 - 20:22 h