¿Has alcanzado tu independencia financiera?

.

Comienzan las merecidas vacaciones de verano, tiempo para descansar y disfrutar de todas aquellas actividades que no podemos realizar durante el resto del año.

Dediquemos unos minutos a soñar en que todo el año podría ser época de vacaciones, de hacer lo que nos gusta hacer, ¿sería posible?

Para conseguir este objetivo deberíamos replantearnos nuestra situación actual financiera, analizar por qué vivimos y trabajamos para pagar ciertos gastos que, al final, lo que conseguimos es ser esclavos de dichos gastos.

Pensemos en todo aquello que pagamos, ¿de verdad lo necesito…?

¿Sería posible vivir con total independencia financiera?

¿Qué es ser financieramente independiente?

¿Quieres obtener la independencia financiera?

Empecemos por el principio, ¿qué se entiende por independencia financiera?

En algún buscador de internet, cuando buscamos "concepto de independencia financiera" nos remite a webs sobre préstamos y financiación.

La independencia financiera no consiste en encontrar la mejor financiación del mercado financiero, aunque nos podría ayudar a conseguirla.

Pero si seguimos buscando, empezamos a acercarnos al concepto que definen entidades bancarias y expertos en la materia sobre independencia o libertad financiera.

Alcanzar la independencia financiera consiste en no tener que dedicar nuestro  tiempo a "trabajar", tal y como conocemos el concepto de trabajo hoy en día.

Este objetivo no es fácil, vivir sin trabajar…

Es el sueño que, quizás, alcanzamos en el momento de nuestra jubilación.

Pero puede llegar un momento en nuestras vidas, antes de la jubilación, en que sí sea posible alcanzar esta independencia financiera.

Sería el momento en el que conseguimos que nuestros activos sean capaces de generar los ingresos suficientes para cubrir todos nuestros gastos.

Cuestión inicial, identificar nuestros activos, no sólo los referentes a productos financieros. Relacionemos todo lo que compone nuestro patrimonio y pongámoslo a trabajar.

¿Y si no hemos tenido la suerte de nacer en una familia con esos activos productivos que trabajen por nosotros?

También podemos empezar, aunque tardemos un poco más, a constituir nuestros activos productivos que trabajen por nosotros.

Y no se conoce otra forma, a no ser que nos toque una primitiva, que empezar a destinar parte de nuestros ingresos al ahorro e inversión.

Parece una solución obvia, destinar parte de nuestros ingresos al ahorro, y cuando tengamos ahorro, invertirlo y reinvertir los beneficios que nos genere nuestro ahorro.

Tan obvio que muchas veces nos olvidamos, gastando más de lo que ingresamos, y obligándonos por el consumismo a endeudarnos financieramente más de lo que podemos.

Si aspiramos a conseguir esta independencia financiera no podemos gastar más de lo que ingresamos, y debemos destinar parte de lo que ingresamos al ahorro.

¿De verdad queremos no tener que trabajar para pagar los  recibos de préstamos del banco…?

Etiquetas
Publicado el
12 de julio de 2018 - 09:42 h
stats