¿Qué debería hacer si me toca el Gordo de Navidad?

.

El 22 de diciembre, muchos verán cómo su vida da un giro radical gracias al Premio Gordo de Navidad. ¿Te ha tocado un premio en el Gordo de Navidad…? ¡Enhorabuena! Disfruta el momento y no te precipites en tus decisiones financieras.

Pero para que no se convierta en un pequeño gran problema, después de la celebración y de invitar a todos los que te rodean, es el momento de dedicarle unos minutos a qué debes hacer. Tranquilidad, serenidad…  Tenemos que dar los pasos correctos.

En primer lugar,  si vas a compartir o has compartido el décimo con otras personas, deberías acudir a un notario para que conste quiénes son los beneficiarios del décimo y en qué proporción participan para que Hacienda no considere que se trata de una donación el reparto del dinero del premio.

A continuación, deberíais acudir todos a una entidad bancaria para la apertura de  una cuenta en la que todos deben ser titulares. El banco se encargará de realizar la gestión del cobro del premio. Momento de negociar cuánto os van a cobrar por dicha gestión, ya que la comisión suele ser elevada.

No debemos olvidar que sobre el importe del premio, si es superior a 2.500 euros, tendremos un gravamen especial del 20% de retención a la hora de cobrar. Y si ya lo hemos cobrado, repartido y celebrado, es el momento de estudiar qué podemos hacer con nuestro dinero en el 2018.

Cada uno tenemos nuestras circunstancias personales, objetivos, prioridades, sueños, etc.

Lo primero que se nos puede venir a la cabeza es cancelar hipoteca y préstamos, pero antes de cancelar la hipoteca deberíamos estudiar si fiscalmente nos puede interesar o no.

Paso posterior, analizar qué hago con el dinero siendo conscientes de los riesgos y oportunidades que nos van a presentar personas conocidas y no tan conocidas.

Desde hace ya un par de años, para conseguir un rendimiento superior a la inflación hay que asumir riesgo. La clave puede estar en diversificar en diferentes instrumentos financieros a medio plazo en función del riesgo que estemos dispuestos a asumir.

Fiscalidad, liquidez, rentabilidad y riesgo son los factores que deberemos estudiar en cada uno de los instrumentos financieros, solos o con la ayuda de un asesor financiero que nos acompañe en la decisión y en el seguimiento de nuestra inversión.

De nuevo para el año 2018 tendremos que diversificar en fondos de inversión mixtos o de renta variable, la renta fija se verá afectada por la posible subida de tipos en la zona euro.

Una cartera de acciones con buen un dividendo, algún inmueble para alquilar y algo de liquidez por si los tipos suben y el plazo fijo consigue ofertarnos un tipo más atractivo que el actual.

Pero, ante todo, tranquilidad y asesoramiento antes de tomar una decisión financiera.

Ahora comienza tu nueva vida…

Etiquetas
Publicado el
20 de diciembre de 2017 - 14:16 h