2015: vienen curvas

2014 ha sido uno de esos "años de transición" que tanto abundan en la Historia de España. Un año puente, en el que todo se ha quedado más o menos como estaba mientras todo el mundo andaba tentándose la ropa ante lo que pudiera venir. La economía, que es lo que de verdad cambia las cosas, no ha ido ni mejor ni peor. En Córdoba, igual. Hay, quizás, algún parado menos que en 2013, pero a qué precio: peores sueldos, peores condiciones de empleo.

2015 está llamado a ser uno de esos años clave en la Historia de España. Algunos, yo creo que aún exagerados, lo comparan con años hito en la Historia de España, como lo fue 1898, 1931, 1936, 1975 o 1982. No sé. Por fecha, quizás toca, pero lo dudo.

En 2015 habrá muchas elecciones y cambiarán muchas cosas. Para empezar, sabremos si la economía resiste que en Grecia haya nuevas elecciones (parece que esta semana puede caer el gobierno) y pueda ganar un partido llamado Syriza, que significa izquierda radical, pero que guarda grandes similitudes con Podemos. Entre otras, propone una auditoría de la deuda pública, que tan poca gracia le hace a ese ente abstracto llamado los mercados. Después, habrá elecciones, para hartarse, en España.

Si no hay sorpresas, las primeras serán las municipales de mayo. En Córdoba ya se van empezando a cocinar encuestas que auguran una nueva victoria del PP aunque sin mayoría absoluta que haría que les costase mucho gobernar el Ayuntamiento. Después llegarán las elecciones generales, donde parece que el bipartidismo se ve amenazado por la irrupción de Podemos y finalmente las andaluzas, donde no está claro si el PSOE conseguirá mantener una vez más un poder que alcanzó en 1980.

Lo que está claro es que nada volverá a ser como en 2014. Nada volverá a ser como antes. Vienen curvas.

Etiquetas
Publicado el
28 de diciembre de 2014 - 03:58 h