Sobre este blog

Alfonso Alba es periodista. Uno de los cuatro impulsores de Cordópolis, lleva toda su vida profesional de redacción en redacción, y de 'fregado en fregado'. Es colaborador habitual en radios y televisiones, aunque lo que siempre le gustó fue escribir.

Soldados

Concentración de Vox.

0

En Vox son fans de los uniformes. Santiago Abascal, que no hizo la mili, luce cada vez que puede una camiseta entalladita del Ejército. Sigue la estela de Mateo Salvini, el líder de la Lega Norte italiana, que cuando era ministro del Interior se vestía de carabinieri cada vez que podía. También lo son de las arengas militares, del vivaspaña como grito de guerra y para casi todo. Que nos tomamos unas cañas, vivaspaña. Que metemos un gol, vivaspaña. Que vamos a votar, vivaspaña.

Por eso no es de extrañar la ausencia de democracia interna en este partido, claramente presidencialista y centralista. Vox no engaña a nadie: decide la cúpula y sobre la cúpula decide el líder, que es Santiago Abascal. Y al que no le guste, agua.

Vox Córdoba vive su primera gran crisis interna desde que se creó este partido, en el año 2014. Y lo que ha ocurrido en Córdoba no es diferente a lo que este partido ha vivido en otras provincias, donde la dirección nacional ha impuesto sus criterios sobre la opinión de la local. Y fin de la discusión. Vivaspaña.

Los militantes de Vox son algo así como soldados del partido, militares que cumplen las órdenes de sus generales. Que hay que tomar esa montaña, se toma. Que hay que asaltar ese cuartel, se asalta. Que hay que defender que el aborto es un crimen, se defiende, aunque el día de mañana tengas que recurrir a él, que lo harás y lo sabes. De la misma manera que ya nadie cuestiona los divorcios, por muy mal que los vea la iglesia católica, ni siquiera en Vox.

Un soldado tiene que cumplir órdenes y el día en el que cuestione la decisión de la cúpula ya sabe lo que le espera. Por eso, y esto atañe a todos los gobiernos, sean del color que sean, la Guardia Civil sigue siendo un instituto militar, por que todos los ministros del Interior va a necesitar un cuerpo policial que no cuestione órdenes, agentes que no tienen más remedio que hacer lo que le dicen sus mandos. Y por eso aquel antiguo proyecto de unificar a la Guardia Civil con la Policía Nacional se fue al garete. Por que afortunadamente en la Policía Nacional sí que hay bastante más libertad interna y eso no significa que no cumpla sus funciones.

Por eso es tan sano que en los partidos haya democracia interna pero de verdad, que pueda haber un debate interno en el que confrontar ideas, en el que plantear que lo mismo la cúpula no es infalible y que la está cagando. O no. Por que al final el mayor tesoro que tiene cualquier partido son sus militantes, gente que se señala, que pone en riesgo su carrera laboral, sus relaciones personales y familiares, por defender unas ideas, las que sean. Gente que, como poco, se merece ser escuchada.

Sobre este blog

Alfonso Alba es periodista. Uno de los cuatro impulsores de Cordópolis, lleva toda su vida profesional de redacción en redacción, y de 'fregado en fregado'. Es colaborador habitual en radios y televisiones, aunque lo que siempre le gustó fue escribir.

Etiquetas
stats