¿Y si Aucorsa y el Cercanías fueran gratis?

Autobuses de Aucorsa | MADERO CUBERO

La ciudad de Valladolid tiene el protocolo anticontaminación más restrictivo de España. Y quizás el más eficiente. Valladolid es una ciudad similar a Córdoba. Su población es parecida (300.000 habitantes), su geografía también (menos montañosa y con un valle menos encajado, eso sí) y rodeado de industrias muy cercanas al casco urbano. Su contaminación, por tanto, también. Los niveles que Valladolid ha alcanzado en las últimas semanas de sequía y ausencia de vientos principalmente a causa del tráfico ha obligado a su Ayuntamiento a activar el protocolo, del que Córdoba carece. El más importante: transporte público gratis.

El protocolo anticontaminación de Valladolid es uno de los más ambiciosos de España y no en la ciudad precisamente más contaminada. Las hay peores, como Madrid, desde luego, Barcelona, y, sobre todo, Granada, Sevilla y Córdoba. Sí, Córdoba. La ciudad tiene un problema grave con la contaminación por varios factores: su geografía, su ausencia de vientos, su lejanía de la costa y los coches. La industria también contamina, pero menos.

Las partículas en suspensión que respiran los cordobeses son un problema más grave de lo que pensamos. Es más o menos como pasaba antes con el tabaco, que muchos fumadores negaban que sus cánceres tuvieran que ver con el hábito. Respirar no es letal, ni mucho menos, pero esas partículas en suspensión acaban provocando a medio y largo plazo graves problemas de salud. Y no lo digo yo, lo dice la Organización Mundial de la Salud y un informe de la Comisión Europea. La contaminación es un problema más grave del que podemos pensar.

Combatirlo no es fácil. Es imposible pasar de una economía tan dependiente del coche a otra que no lo sea. Pero hay pasos intermedios. ¿Se imaginan un protocolo en Córdoba por el que Aucorsa reforzaría su servicio y encima usar los autobuses sería gratuito? Estaría financiado, obviamente, por un Ayuntamiento como el de Córdoba que este año tiene más de 100 millones de euros en sus arcas sin gastar. ¿Y hacer lo mismo con el recién estrenado servicio de Cercanías --aunque se llame en verdad Media Distancia--?

No, no es ciencia ficción. Valladolid lo está haciendo. Sin dramas, sin graves problemas, sin aspavientos y con mucha educación a sus ciudadanos, que están encantados de dejar esos días el coche en casa para moverse en autobús. Aquí, incluso, podríamos hacerlo en tren. Otra cosa es que la futura Corporación se tome este asunto como una prioridad. Veremos. Aunque lo dudo.

Etiquetas
Publicado el
3 de marzo de 2019 - 01:15 h
stats