El pequeño Nicolás vive entre nosotros

Todo lo que piensas es importante / ojalá que lo sueltes cuanto antes.Los Punsetes. Opinión de mierda.

Me confieso fan de la historia del pequeño Nicolás, o Francisco Nicolás, el niño de 20 años amamantado por las FAES de Aznar que se hacía 'selfies' con el rey, políticos importantes, empresarios, en el avión del Real Madrid, y que acabó estafando a gente por hacer favores. Es, digamos, el ejemplo adolescente y casi infantil del típico arribista español. Pero no deja de ser uno de los nuestros. Es decir, no hay ciudad (y Córdoba no es una excepción) que no tenga su pequeño Nicolás. O sus pequeños nicolases, me atrevería a escribir.

Piensen, por ejemplo, en los últimos 30 años de la política municipal cordobesa. Hay personas que se repiten, sople el viento para donde sople, en fotografías como el pequeño Nicolás en el Correo con Manolo tirando cañas. Cierren los ojos e imaginen en el lugar de Nicolás a cualquier figura cordobesa en la que están pensando, y no lo verán tan extraño.

Córdoba, como muchas de las ciudades de España, insisto, está repleta de pequeños nicolases, de egos estratosféricos, que tienen que ser el niño en el bautizo, la niña en la comunión, la novia en la boda y el muerto en el entierro.

Esta semana, además, en la que la corrupción y las malas noticias podrían habernos sumido en la depresión más absoluta, ha tenido una buenísima noticia: Los Punsetes han publicado disco. En su interior, una joyita dedicada a todos (y ahí me incluyo, con todas sus consecuencias) que estamos dando la brasa a través de columnas de opinión (como esta, WTF) o, sobre todo, vía redes sociales, especialmente Twitter. Opinión de mierda se llama el hit. Me hago cargo de que ya saben de qué va. Difrútenlo como lo estoy haciendo yo.

Etiquetas
Publicado el
8 de noviembre de 2014 - 02:27 h
stats