¡Este desahucio lo vamos a parar!

He asistido en los últimos meses a las protestas que organizan los de Stop Desahucios, sacándoles los colores a los bancos en las puertas de sus sucursales, gritándoles a la cara la usura que practican cuando echan a la calle a familias pobres. Al principio eran pocos. Los desahuciados protegían su vergüenza y se sonrojaban entre lágrimas al contar su dramático caso. Ahora en todas estas concentraciones, observo como el grupo va creciendo y a él se van sumando todos aquellos que han sido objeto de lanzamientos, aumentando la cadena de la solidaridad. La mayoría de los desalojos se detienen y se negocia la dación en pago y una renta social. Con casi todas las entidades financieras menos con Cajasur- BBK-Kuxta , que aplican aquí la inmisericorde posición de no querer negociar, ellos que provienen del Reino del Señor y compraron por un euro El Monte de Piedad, y no se apiadan de sus clientes a los que arrojan al vacío al tiempo que pregonan ser la entidad más solvente echando poniendo "personas"a la intemperie.

 Aumentan las víctimas del capitalismo salvaje y cada día, asegura el Consejo General del Poder Judicial, se registran tres desahucios en nuestra provincia. En España quinientos. Las cifras, sin embargo, no esconden ya los casos que venimos difundiendo, María, Marina, Rafael... Ahora dan la cara y  la dan también por otros damnificados. En este ambiente escandaloso, la respuesta política no está a la altura de los tiempos que corren. Incapaces de abordar el asunto de raíz, se evaden en declaraciones y mociones que no evitan el drama que padecen estas familias. 

 La Consejera de la Vivienda, Elena Cortés y La Directora General, Amanda Meyer, se reunieron en Junio con los de Stop Desahucios y escucharon sus peticiones que pasaban por gravar fuertemente a los dueños de casas vacías- se estiman entre 4 y 5 millones las que hay en España-, y que se oferten en alquiler o venta a precios sociales; establecer medidas que posibiliten el derecho al tanteo y retracto a los que van a perder la vivienda, para que tengan acceso preferente en la subasta de sus viviendas, en unas pujas donde salen a precios muy inferiores a la deuda contraída y priorizar a los desahuciados a las VPO de la Junta, al tiempo que se solicita la despenalización de la ocupación.

 Han pasado los días y no sabemos dónde andarán  las propuestas y si se estará trabajando para ir remediando este negro panorama. Han creado, eso sí, unas oficinas específicas para informar a los afectados. Algo que vienen haciendo gratuitamente los de la Plataforma. Información y formación son los dos sectores más beneficiados de esta maldita crisis, cierro paréntesis. Sí he escuchado a Cortés manifestaciones y palabras en sintonía con estas proclamas, pero acciones de gobierno nada de nada. Es cierto que figura en el acuerdo programático de Gobierno Psoe-IU una declaración de intenciones en este capítulo tan vaga como imprecisa.

 También han pasado los meses desde que el Ayuntamiento en Pleno de Córdoba apoyara una moción de apoyo y palmaditas en la espalda a los afectados, donde se incluyó la peregrina idea de apadrinar  a un pobre desahuciado, que me evoca a la película Plácido, de Berlanga. Este mismo Pleno que debería de saber, que un cordobés parado ha recibido una carta de la empresa municipal de la vivienda, VIMCORSA, en la que le amenazan con echarlo a la calle si no paga los recibos que adeuda. El miedo, se ha colado en la casa en la que vive Gregorio Calvo, su mujer y sus tres hijos. 

Enlaces relacionados

Entrevista a Gregorio Calvo. Vídeo

Etiquetas
Publicado el
17 de octubre de 2012 - 08:00 h