Paseando por Cruz Conde

http://youtu. be/CAJ6tAU34z4

A veces sueño con ponerme un traje de piloto y pasear por Cruz Conde. Impasible. Movimientos rápidos. Implacables. Sin mirar atrás. Sin despeinarme. Una llave aquí. Una llave allí. Ir desde el punto A al punto B sin detenerme.

Es un sueño. Es imposible. Pero fantaseo con ese traje de piloto y llaves mortales a diestro y siniestro. Esta mañana me ha vuelto a ocurrir. Seis peticiones de ayuda internacional en 750 metros. Una de ayuda humanitaria. Una oferta para revisar mi audición. Y una degustación gratis de una tapa.

He echado de menos mi bici. Y mi traje de piloto. Y una garrafa de gasolina para inmolarme. Por la paz mundial, claro.

Etiquetas
Publicado el
28 de noviembre de 2013 - 12:46 h
stats