Semana Laica

.

Esta mesa se parece a la de la notaría- pensó Ramiro Loscertales-solo las esquinas están un poco redondeadas, pero por lo demás, igual. Me siento un poco raro aquí en un lado, esperando para una reunión política que va a ser muy importante. La verdad es que desde el día del record Guinness del flamenquín más grande del mundo, el alcalde y yo hemos hecho buenas migas, siempre está tentándome para meterme en esto, y lo cierto es que me gustaría, pero cuando empiezo a animarme mi mujer siempre me quita la idea, ¿dónde vas a estar mejor que en la notaría? me dice, y tiene razón. Aunque no me quejo de ser notario, tiene algo de voyeur, no hago más que certificar lo que otros hacen, un testigo sin protagonismo, me paso el día leyendo documentos que atormentarían a cualquiera con un mínimo gusto literario. Eso sí, callos no me salen y llego bien a fin de mes, pero me aburro. Lo de hoy es un poco forzado, porque yo, notaría aparte, solo soy un simple nazareno del Cristo de los Diecisiete Perdones, pero el alcalde ha convencido a la asociación de hermandades de que era imprescindible que yo estuviera hoy aquí, que el asunto era muy gordo. Ahí entra el alcalde, ya se sientan todos, a ver…

-Buenas tardes, todos sabéis porqué estamos aquí, la filtración que ha provocado nuestro más veterano concejal, tan empeñado en promocionar los vinos de Montilla que día sí y día también mete la pata. Bueno, como todos conocéis lo ocurrido nos vamos a dejar de rodeos, pido a los consultores de OIE que nos cuenten el resultado de su estudio.

Tomó la palabra el becario, desde que el alcalde lo vio aquel día que se lo presentó Torrijos sabía que no iba a traer nada bueno, con esa mirada bovina y ese labio inferior que parece una salchicha bratwurst húmeda le recordaba a Gabino Diego en aquellas películas que hacía con Trueba o con Sacristán.

-Gracias señor alcalde, el estudio que hemos realizado está basado en una encuesta que ha incorporado las técnicas de campo probadas en el campus del MIT en Massachusetts para solucionar los problemas que este tipo de estudios se está encontrando, particularmente la baja tasa de respuesta y la fiabilidad de las mismas. Para mejorarlo hemos implementado el sistema IFOWC (In front of WC) que consiste en apostar a los encuestadores en la puerta de los servicios de los bares y restaurantes y que no dejen entrar a los clientes en ellos hasta que no respondan a la encuesta. Estudios cruzados han demostrado que aumenta significativamente la fiabilidad y la tasa de respuestas, aunque tiene inconvenientes, algunos incidentes con agresiones y que los encuestadores tienen que ir equipados con cubo y fregona, particularmente por el comportamiento del cupo de 65 y más…

- Al grano por favor al grano, le conminó Torrijos al que impacientaba cualquier texto que no cupiese en un twit

- Disculpe. Pues dicho estudio dirigido a población con hábitos turísticos, ha mostrado que existe un importante segmento entre los que cuentan con 60.000 euros o más al año de renta anual que tiene especial interés en un destino andaluz en la semana de vacaciones primaverales exento de cualquier contenido religioso. Buscan un destino urbano para recibir la primavera, un destino hedonista, colorido, expresivo, alegre, tolerante y compartido en la Comunidad Autónoma con la primavera más célebre. Desean esto pero huyen de las masas que atiborran las calles mirando, las penitencias, los martirios y cualquier expresión relacionada con el drama. El segmento supone en torno al 23% de los viajeros en esas fechas, y está dispuesta a gastar un 33% más de su gasto actual en un destino de esas características. Si Córdoba se especializara en esos contenidos durante la semana de vacaciones de primavera, la Semana Santa, creemos que subiría la facturación y el empleo del sector en torno al 60% con un menor número de visitantes, y con un ahorro considerable de gastos públicos. Por eso en el Plan Estratégico Turístico hemos propuesto la celebración de la Semana Laica, un destino único en Andalucía que tendría una repercusión en todo el mundo, y cuyo impacto publicitario sería imposible de abordar con una estrategia convencional.

Demian Seisdedos, de la Asociación de Diletantes del Casco Histórico, estuvo durante toda la intervención del becario asintiendo con cara de satisfacción, le brillaban los ojos y miraba de reojo al alcalde, que no lo soportaba. El político popular había desarrollado paciencia en estos años pero no podía con los gafapastas, con esa suficiencia, y en particular Demian, con sus chaquetas estridentes, sus ocurrencias ininteligibles, y las tiritas que siempre llevaba en el cuello, que todos pensaban que no cubría herida alguna, sino que era parte de su imagen, como sus gafas de colores y la cabeza rapada.

-El barroco no es más que el vacío simulando su contrario, esta explosión barroca, extremar la propuesta no podía acabar más que en el vacío. De los penitentes descalzos y martirizados al laicismo no hay nada, realmente son la misma cosa, así que nos alegramos  de que hayamos desvelado lo que realmente está pasando, hemos llegado a la modernidad haciendo un bucle, a partir del falso integrismo. Así que cuenten con nosotros para sustituir la quincalla contrarreformista por expresión real y contemporánea- dijo despacioso, saboreando cada una de las sílabas, vengándose de la mucha indiferencia que había sufrido tantas veces por los que estaban hoy allí reunidos-.

El joven recién llegado del MIT no sabía lo que había dicho ni donde. Rápidamente, excepto Demian, todos se habían quedado estupefactos, y fue uno de los representantes del sector empresarial , en particular de FCC, la Asociación de Fabricantes de Capirotes de Cartón, el primero que pidió la palabra.

-La verdad es que esto es una contrariedad, el sector no para de crecer, yo mismo he empleado al novio de mi hija, mi cuñada y una de sus hijas de su anterior matrimonio, se pegan cuatro meses cortando y pegando capirotes. Además últimamente estamos recibiendo muchos pedidos del sur de los Estados Unidos y allí tenemos un mercado potencial impresionante, hemos pensado hacer un anuncio para que lo pongan la noche de la Superbowl.

-Si me permite señor alcalde-tomó la palabra Bastián Renduelles, de AHRA, la Asociación de Hostedores y Restaureles y Auxiliares-, dejando claro nuestro infinito agradecimiento a las Hermandades y Cofradías por lo mucho que han hecho en estos años, creemos que ha llegado el momento de cambiar, pero un cambio integrador, respetuoso con los intereses de todos. La contundencia de los datos que presenta OIE nos hacen pensar que la Semana Santa tal como la conocemos hoy ya no es la mejor opción, y que una propuesta más vital, optimista y dialogante podría generar más beneficios. Pero creemos que se puede buscar un punto medio entre las tradiciones y esta nueva propuesta, hemos aprovechado que estaba con nosotros Aloe Beguiristain, antropóloga de la UPV, recién llegada de una estancia en Amsterdan, y contratada por seis meses con el Plan Andalucía Joven, para que nos elabore una propuesta.

Preocupaba el nombre, la titulación, la universidad,  su aspecto informal y alternativo, pero sobre todo que estuviera recién llegada de Amsterdam.

- Gracias Bastián. Pues sí, el informe de la OIE, aunque hecho bajo un paradigma y supuestos con los que difiero absolutamente, nos ofrece una oportunidad para cambiar, para sacar a Andalucía de esa imagen tenebrosa que no le corresponde y potenciar su mediterraneidad. Existen en diversas zonas del mediterráneo expresiones espirituales de carácter místico basados en danzas rituales de carácter circular. Creemos que las procesiones podrían repetir este modelo sin salir de los templos, una especie de gran danza derviche interpretada por los nazarenos y en torno a las imágenes. Mantendríamos los ritos católitos pero los circunscribiríamos a los templos creando un espectáculo único y posibilitaríamos el desarrollo de la Semana Laica.

Aloe miró con desconfianza y de pronto todos sonreían, había pasado algo y Torrijos no hacía más que tuitear que la ciudad volvería a ser la ejemplo universal de la tolerancia y el sincretismo religioso.

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2015 - 06:29 h