FAR, arte para cambiar la vida

.

Lo del arte es un misterio, es difícil entender porqué hay gente que vive "en" eso, a pesar de haber quedado arrollados por toda la emergencia de cosas utilísimas y a la postre perfectamente inútiles. Ahí siguen, dejándose llevar por sus obsesiones, sus miedos, porque es lo que alimenta su quehacer, en lugar de reprimirlos y ocultarlos como hacemos la mayoría. Ha habido intentos como los de la economía creativa, y los absurdos mercados especulativos  de integrar todo eso en el flujo de valor del capitalismo psicópata en el que vivimos, pero al final se ha comprobado que solo tienen algunas casuales compatibilidades. Esto va de algo que no es la economía ni el desarrollo, va de muchas cosas, la mayoría más serias y significativas.

Una de esas cosas es su capacidad para generar espacios de relaciones sociales, su cualidad de producir encuentros entre las personas y modificar la trama social, secuencias temporales  capaces de  conformar pequeños espacios de sentido, miniutopías generadas en la proximidad. Esto propuso el teórico y crítico Nicolas Borriaud en su Estética Relacional el año 98, y como el mundo es muy pequeño, de esto se inicia una conversación y una praxis el próximo 16 de septiembre en el Albergue Rural de Fuente Agria en Villafranca de Córdoba, en el Foro de Arte Relacional (FAR).

Los responsables de esta emergencia son un grupo de artistas que han colaborado durante años en Scarpia (sobre eso, otro día), y han conseguido constituir una referencia en el arte de unir a gente en torno a proyectos reflexivos y transformadores del entorno social en contextos ajenos a los circuitos artísticos habituales. Hay una forma de hacer, un aprendizaje, y a partir de ahora abren una nueva etapa de reflexión y creación más libre conectada con los nuevos escenarios que se están dando en nuestro país, nada que ver con la sucesión rutinaria de eventos que nos presentan nuestros responsables políticos y gestores mientras sujetan con las yemas de los dedos y por sus esquinas el cartel de turno en uno de esos pasillos con apliques dorados.

Son un poco inconscientes y me han invitado a participar, pero son muy inteligentes y han invitado también a gente como Yolanda Domínguez o Jesús Carrillo para analizar el fenómeno relacional desde las perspectivas social, artística e institucional. Dicho de otro modo y para que nos entendamos, intentaremos analizar qué es el arte hoy, qué papel juega en nuestras sociedades, y cómo podemos hacer para que nos ayude en esta eterna batalla de subvertir un orden espectacular y opresivo a la vez. Ahí están Noelia Centeno, Antonio Blázquez, Miguel Moreno Carretero, Claudia Frau, Arturo Comas, Fran Pérez Rus y otrxs proponiendo una conversación para hacer, en una cita destinada a creadores y personas interesadas, interesadas en el arte, en la cultura libre y la democracia. Quiero pensar que hay muchas y que de todo esto surgirán más cosas y mejores, que falta nos hacen.

Nota: En la fotografía Antonio Blázquez, Noelia Centeno, Miguel Moreno Carretero y Arturo Comas

Etiquetas
Publicado el
16 de agosto de 2016 - 02:41 h
stats