Centro de Congresos poligonal, para alcaldes que dejan huella

Que el Alcalde Nieto se empeñe en sacar adelante un equipamiento de coste millonario como el Centro de Congresos, que genera no pocos debates en cuanto a su ubicación y a su génesis, trasluce una necesidad imperiosa por "dejar huella" en la ciudad antes de que acabe su mandato.

Hemos hablado mucho sobre lo bien que le ha venido a Cajasur quitarse este muerto de encima y sobre la desafortunada opción de llevarse al extrarradio un Centro de Congresos para congresistas que vienen buscando la Córdoba de la Mezquita y que van a encontrarse con la Córdoba de la franquicia, que es lo que tendrán cerca: un sitio donde comprar tornillos de todas clases o zapatillas de deporte de todos los colores.

El Alcalde ha perdido una oportunidad magnífica de gestionar eficientemente, podría haber redondeado su acertada decisión de eliminar la opción Koolhaas, colaborando con la Junta en la mejora del Centro de Congresos de la calle Torrijos, con una inversión mucho menor, dejando para mejores tiempos la solución definitiva a la carencia de este equipamiento. Pero eso es pedir mucha generosidad y enterrar mucho ego.

Necesitamos políticos que gestionen eficientemente, no que dejen huella, que para cicatriz ya tenemos bastante con la que nos está dejando la puñetera crisis.

Etiquetas
Publicado el
11 de septiembre de 2014 - 06:00 h