De taxista a periodista (Parte 1)

Para un españolito en México DF es bastante habitual subir a un taxi (de sitio siempre, por el tema de la seguridad, nada de alzar el brazo y parar uno cualquiera de la calle) y mantener una conversación en estos términos.

- Por favor, me lleva a Durango con Jalapa, entre Puebla y Orizaba, en la Roma Norte. (Igual le tengo que explicar al señor taxista por dónde debe irse). Está pasando Insurgentes, mejor no atraviese por la Cibeles que está en obras... (etcétera).

- ¡¡Claro señorita!! Enseguida. (Un silencio de no más de 2 minutos y...) Oiga, ¿de dónde es usted?

- De España.

- No se la escucha como española... (tienen la idea de que todos hablamos con la z, o "azento" de Madriz, algo que merecería un análisis aparte) ¿De qué parte? (el acento cordobés es algo que practico cada noche para no perderlo).

- Del Sur, de Córdoba. ¿Conoce? (Por supuesto que no).

- No, no me suena.... Conozco Barcelona... ¿Cuánto tiempo estará de vacaciones? ¿O vive aquí?

- Sí, vivo aquí. Ya llevo más de 4 años en DF.

- Ahhhh, puedes ya es un buen "ratote" ¿Vino acá por trabajo?

- Así es.

- Ahhh, ¿y en qué trabaja? Oiga, España sí está muy mal... ¿verdad? Con la crisis...¡Cómo les ha pegado!

- Sí, eso parece.... (y ya me aburro de repetir el mismo análisis socioeconómico siempre, así que recurro al titular, a la simplificación) Está muy mal y hay mucho paro (digo con tono lastimero).

- Sí, este Rajoy no lo arregla, ¿verdad? (me causa cierta gracia lo sencillo que se ve desde fuera, así que asiento con una sonrisa...¿qué le voy a contar yo a este señor taxista que tanto sabe, más que muchos tertulianos de televisión).

- Pues sí mire, de momento aquí me quedo, que su país (México) por suerte me ha acogido muy bien.

- ¡Qué bueno señorita! Así somos los mexicanos, bien hospitalarios (con énfasis).

Y este tipo de conversaciones se pueden alargar por un tiempo indeterminado de una hora o más, que es lo que puede durar ese trayecto o uno similar en caso de que a los 20 millones de vecinos de esta megalópolis megalópolisque es México DF les dé por sacar su "carro" y salir de "chambear" a la misma hora, es decir, a las 5:30 p.m. Súmale las manifestaciones (llamadas "marchas", contra el gobierno de Peña Nieto por la desaparición de los 42 normalistas, por ejemplo), y si es temporada, un buen aguacero con truenos y algún árbol caído o túnel inundado en Ejército Nacional.

En el tiempo que llevo en Ciudad de México es la conversación que más veces he mantenido, es más que recurrente tener que justificar siempre mi estancia aquí con cualquier persona que acabo de conocer, qué opino de este bendito país y la curiosidad de alguno llega a cuestionarme si ya consumo con normalidad el picante en mis comidas. ¡Órale!

Pues la verdad que a estas alturas ya estoy bastante "chilosa"...

(Seguiremos con estás agradables "pláticas" de taxista en sucesivas entregas).

Son 150 pesos, gracias, ¡Qué tengan bonito día!

Etiquetas
Publicado el
13 de abril de 2015 - 06:05 h
stats