Tras la cortina de humo de María

Esta semana se ha aprobado en la Suprema Corte de Justicia mexicana el auto consumo de marihuana con fines lúdicos y sin ánimo de lucro, lo cual significa que ´tú te lo guisas y tú te lo comes´: no aprueba la producción, la comercialización ni distribución de esta droga. Esto ha levantado un arduo debate en una sociedad mayoritariamente en contra de esta medida, pero la discusión estaba entre eso y si la renovación del Palacio de Hierro (un centro comercial de lujo) está a la altura del millonario desembolso de su propietario (el segundo millonario de México) tras su re-inauguración.

No deja de resultar curioso que abran esta vía para que en unos años se despenalice totalmente el uso de la María, cuando México es el segundo productor mundial de este estupefaciente y uno de los países más afectados por el narcomenudeo y la violencia asociada a este negocio de la droga. ¿Traerá algún beneficio esta nueva medida? ¿Le quitará legitimidad a ese sucio negocio de la droga que se produce y se comercializa con destino al principal consumidor que es Estados Unidos? ¿Es mejor luchar contra la droga propiciando su legalización y control gubernamental? Cuando menos deja a relucir un problema no sólo moral, sino económico. Decían algunos argumentos que oí esta semana que preferían tener un problema de salud pública que uno de seguridad. Ok, se acepta. Pero otras voces en contra llegaron a decir que la sociedad mexicana no está preparada para permitir el consumo de esta droga y distraerla de sus cotidianos y míseros problemas, algo así como que no era suficientemente madura para saber administrar este derecho a fumar marihuana.

¿Cómo? ¿No hay otra cantidad de drogas legales como el alcohol que narcotizan la conciencia o simplemente con prender la televisión y poner uno de sus famosos culebrones que atontan la mente del más pobre atormentado de esta sociedad? culebrones

En cualquier caso, ha servido para ocultar tras esta cortina de humo otros asuntos como que detrás del túnel de fuga del Chapo Gúzman hace ya un par de meses del reclusorio supuestamente de alta seguridad donde cumplía condena, hay una clase política corrupta que mira para otro lado ante casos que atentan realmente contra la seguridad y la salud pública como este narcotraficante. Sin embargo, se escandalizan y reniegan que en su país se apruebe el auto consumo de María. Qué doble moral... qué cortinas de humo tan densas y qué lujoso ha quedado el nuevo Palacio de los Palacios.

Etiquetas
Publicado el
9 de noviembre de 2015 - 05:10 h
stats