Domingo radiante con la Virgen de Villaviciosa

La imagen recorrió en su salida procesional las calles de San Lorenzo | La hermandad de Gloria realizó una ofrenda en Jesús Nazareno ante los restos del Beato Cristóbal de Santa Catalina | La Banda de Música de la Esperanza puso sus sones

El sol aún reina en el cielo. La tarde es radiante y la temperatura ofrece un respiro tras días de intenso calor. En la fachada del monumental templo, las sombras dibujan una magnífica estampa. En la plaza, ante la parroquia, y en las calles cercanas no son pocos los que ya esperan el inicio de la cita. El barrio de San Lorenzo está preparado para vivir una nueva jornada de devoción, apenas unas semanas después de que lo hiciera con la histórica salida de la imagen del Mártir. Fue hace poco más de un mes cuando la talla recorrió las calles de una de las zonas con mayor sabor cofrade de la ciudad. Unas calles que en esta ocasión recorre la patrona del Ilustre Colegio Oficial de Enfermería. Es a las siete de la tarde cuando las puertas de la fernandina iglesia abren para dar comienzo la procesión de Nuestra Señora de Villaviciosa.

La hermandad de Gloria vive este domingo su día más grande, que comenzara por la mañana con la solemne Función de Acción de Gracias en la Mezquita-Catedral. En el primer templo de la Diocésis, y con el acompañamiento del Orfeón Cajasur Ciudad de Córdoba, la corporación radicada en San Lorenzo celebró el acto ante la primitiva imagen de la Virgen de Villaviciosa. En horario vespertino, antes de que la noche empiece a advertir de su cercana aparición, la cofradía realizó la salida procesional con su titular. La imagen caminó por su barrio en su paso de baquetones de orfebrería con maniguetas y sobre su peana procesional. Numerosos cofrades y vecinos atendieron el paso de la comitiva, que marchó con los sones de la Banda de Música María Santísima de la Esperanza, que abrió su repertorio con "Nuestra Señora de Villaviciosa".

El barrio de San Lorenzo volvió a disfrutar de otra intensa tarde de devoción. Una tarde que continuó la hermandad por Santa María de Gracia antes de caminar por la calle denominada como su titular. El cortejo buscaba entonces la iglesia hospital de Jesús Nazareno, donde la corporación realizó una ofrenda floral ante los restos del Beato Cristóbal de Santa Catalina, también titular de la vecina cofradía. Fue éste uno de los instantes más destacados de la procesión, que después transcurrió por San Agustín y Montero. La imagen de Nuestra Señora de Villaviciosa iniciaba el camino de regreso a su templo, que efectuó por Jesús del Calvario. Entonces, la noche sí había hecho acto de presencia. La estampa de la parroquia, en ese momento iluminada, volvía a ser hermosa. Mucho más cuando la patrona de Enfermería se encontraba ante su fachada, a punto de terminar su trayecto por las calles de Córdoba.

Etiquetas
Publicado el
14 de septiembre de 2015 - 00:01 h