Al amparo de la Virgen de Araceli

La archicofradía lucentina celebrará este domingo la misa de la tercera edad, los enfermos y los impedidos | De manera novedosa, la imagen se encuentra ante el retablo mayor de San Mateo | El próximo viernes comenzarán las Fiestas Aracelitanas

El pasado domingo, Lucena vivió con intensidad el primero de sus días grandes en torno a María Santísima de Araceli. Ese día, tuvo lugar la Romería de Bajada de la imagen a la localidad desde su Santuario. Miles de personas acompañaron a la Patrona de la capital de la Subbética y del Campo Andaluz en su recorrido hasta la Iglesia Mayor Parroquial de San Mateo. Ante el retablo mayor del templo, en lo que es una situación novedosa, se encuentra en la actualidad la talla, que luce esplendorosa antes de que comiencen las fiestas en su honor. El próximo viernes, 29 de abril, éstas tendrán su punto de partida con la celebración del Pregón. Pero antes, la archicofradía de la que es titular la Virgen de Araceli desarrollará un tradicional acto litúrgico con un carácter especial.

Días antes de que arranquen las Fiestas Aracelitanas, la corporación celebrará este domingo la misa dedicada a la tercera edad, a los enfermos y a los impedidos. El culto tendrá lugar en San Mateo a las 18:30 y en éste se realizará la unción de enfermos a cuantas personas estuvieran preparadas para ello. El acto litúrgico estará presidido, como no puede ser de otra forma, por la imagen de María Santísima de Araceli, que estos días luce el terno rojo que estrenara en 2012 con motivo del 450 aniversario de su llegada a Lucena. Se trata de una pieza bordada por el Taller de María, situado en la Casa de la Virgen de la localidad de la Subbética. La Patrona del municipio y del Campo Andaluz se encuentra ante el retablo mayor de la Iglesia Mayor Parroquial, obra de Juan Bautista Vázquez y Jerónimo Hernández, sin el dosel que habitualmente se coloca.

La Virgen de Araceli permanecerá en San Mateo, como es tradicional, hasta el primer domingo de junio, día en el que tendrá lugar la Subida al Santuario -este año será el 5 de junio-. Mucho antes, el domingo que viene, 1 de mayo, se celebrará el día en su honor, como sucede desde que la imagen llegara a tierras lucentinas allá por el año 1562. También entonces, ya por la tarde, tendrá lugar la procesión por las calles de la localidad. El comienzo de las Fiestas Aracelitanas, con todo, se producirá con el Pregón, que será pronunciado el viernes 29 de abril. Esa jornada se dará el pistoletazo de salida a los días grandes en torno a su Patrona de la capital de la Subbética.

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2016 - 09:58 h
stats