Ganemos Córdoba para la ciudadanía

Este mes de junio posterior a las elecciones europeas ha sido uno de los más intensos en debate político, en nuevas propuestas de acción ciudadana y de articulación política de respuestas de los últimos años. Con el bipartidismo en grave crisis, y el auge de nuevas formas políticas desde la izquierda, se están desarrollando debates y cambios de planteamientos realmente llamativos e interesantes.

"Ganemos Barcelona", candidatura ciudadana que se está fraguando en la capital catalana pensando en las elecciones locales de mayo de 2015, o "Municipalia, Ganemos Madrid" en la capital del Estado, son sólo dos ejemplos de lo que acabo de anticipar, de nuevas formas de propuestas plurales desde la izquierda, en conexión de igual a igual con movimientos sociales, para dar respuesta a aquellos gobiernos locales de nuestras ciudades que están acabando con la democracia local y con el tejido de servicios públicos garantes del principio de igualdad.

El pasado mes de junio propuse en una entrevista de prensa la necesidad de trabajar en la ciudad de Córdoba por una candidatura plural de la izquierda, que incluyera no sólo a Podemos, Equo e Izquierda Unida, sino también a todo el rico y activo tejido de movimientos sociales y sindicatos de clase que actúan en nuestra ciudad, para configurar un programa común y una candidatura amplia y plural a partir de primarias abiertas a la ciudadanía, un candidatura ciudadana para recuperar el poder del pueblo.

Considero que es la prioridad política y social de nuestra ciudad como respuesta contundente a un gobierno local del PP que desde que accedió al poder local en junio de 2011 ha despedido a 30 trabajadore/as municipales de los servicios de deportes y de empleo (casi todos ellos ya de vuelta en sus puestos de trabajo tras haber tumbado los tribunales de justicia dichos arbitrarios, injustos e innecesarios despidos), que ha privatizado y eliminado servicios públicos (escuela infantil, mantenimiento de jardines, alumbrado público, servicios sociales, etc), que ha llevado a cabo privatizaciones de espacios públicos, que intenta ahogar experiencias de solidaridad y dignidad como el centro social Rey Heredia,  y todo ello en una ciudad en la que se superan las 44.000 personas sin empleo, con un incremento cercano al 15% desde que el gobierna el PP, que prometió en campaña inminentes inversiones industriales generadoras de empleo que nunca llegaron, un auténtico fraude electoral.

Es el momento de generar el movimiento ciudadano y político para acabar con esta ruina social y económica que el PP ha provocado en nuestra ciudad. Es el momento de la acción conjunta, de igual a igual, de la propuesta desde abajo, mirando al pueblo, al que sufre el desempleo y los recortes, al débil.

Es el momento de luchar activamente por recuperar un modelo de ciudad integradora, democrática y participativa, con una ordenación urbana acordada con el vecindario y los colectivos  ciudadanos, y que defienda los espacios y los servicios públicos como factor de igualdad. Es la hora de un gobierno de la ciudad que se aleje del "ordeno y mando" que intentan justificar en las mayorías absolutas. Las decisiones de gobierno local no han de tomarse en los despachos sin contar la gente, sino todo lo contrario, han de ser dialogadas, mediadas, explicadas.

Es el momento de la ciudadanía, de los valores y principios de la izquierda, pero desde las prácticas radicalmente democráticas, con el protagonismo absoluto de la gente, del pueblo. Ya quedaron atrás esas viejas prácticas políticas de dirigentes que decidían por nosotros. Ahora debemos ser nosotros los dueños de nuestro destino, de nuestro modelo de ciudad. Por todas esas razones debemos ganar Córdoba para la ciudadanía en mayo de 2015.

Ángel B. Gómez Puerto. Jurista.

Etiquetas
Publicado el
6 de julio de 2014 - 11:26 h
stats