Esto es Córdoba

Esta frase no es mía... es de un policía nacional (con tono de resignación) a raíz de un incidente en los alrededores de la

Mezquita-Catedral.

Les pongo en situación. Yo soy una vecina de este barrio y, tras varios días hablando con toda la Policía Local que me encontraba acerca de una loseta de la calle Cardenal Herrero que está suelta y que, forma una especie de escalón que hace tropezar e incluso caer a muchos viandantes (que por esta calle, en frente de la Puerta del Perdón, les puedo asegurar que son muchos) el domingo 19 de junio, pasó lo que se veía venir.

En fin, ya el viernes día 17, después de varios días, insisto, de haber alertado a la policía local, un cono naranja avisaba del peligro pero, el sábado había desaparecido y, la loseta seguía igual. Además, ese día se celebraba la Noche Blanca del Flamenco y, era de esperar que pasara muchísima gente por ahí... pero, una vez más, se hace la vista gorda y como si nada... "Esto es Córdoba"...

Pues bien, como les digo tarde o temprano tenía que pasar lo que se veía venir y, el domingo 19 de junio, sobre las 10:15 de la mañana, una señora de entre 60-70 años tuvo la mala suerte de tropezar y caerse.

Indignación es poca lo que sentí cuando la vi tumbada en el suelo boca abajo, con las gafas rotas, con un ojo hinchado y morado, un dedo de la mano morado (yo me atrevo a decir que como poco tendrá un esguince si no lo tiene roto...) y quejándose de dolor en la espalda donde supongo que tendrá varías contusiones...

La señora es de Córdoba, se llama Ana, y paseaba sola y con mucho cuidado (como suele pasear ella, sobre todo cuando va sola, según lo que me comentó) pero pisó justo ahí y se debió hacer muchísimo daño, un daño y un mal rato, que les recuerdo, se podría y debería haber evitado...

Evidentemente enseguida se dio aviso a emergencias pero la ayuda tardó en llegar alrededor de una hora. Sólo unos policías nacionales la acompañaron y los vecinos le facilitamos hielo para aplicarlo en los golpes... Fue uno de estos policías el que me comentó la frase del título de este artículo: "Ésto es Córdoba" (cosa que me apenó bastante por el tono de decepción y resignación con el que lo dijo) y después, me insistió en que lo único eficaz para que el Ayuntamiento, o quien tenga que arreglar el estado de la calzada, se mueva, es escribir a la prensa y en particular a Cordópolis.

Así que aquí estoy, escribiendo, porque me veo el deber de hacerlo a ver si de este modo,

al menos, miran por este barrio, por las personas que vivimos en él y por todas las personas que pasean por él.

Porque ya voy a aprovechar para recordar a la Policía Local que son funcionarios del Estado, que deben dar ejemplo con su actitud y que, su trabajo principalmente es ayudar a la gente, o al menos eso debería ser así, porque el respeto hacia nosotros, a veces brilla, por su ausencia.

Y lo digo, no sólo porque no actúen con la celeridad que deberían en casos como los de la loseta sino, también porque, un poco después, en la misma calle vinieron a recoger en coche a mi hermana, un coche que cuenta con el permiso correspondiente para poder acceder a la misma (ya que llevamos viviendo en ella y con cochera más de 25 años). Pues justo en ese instante (el coche no llevaba ni un minuto aparcado) pasó una patrulla de la Policía Local y con una actitud que yo encuentro fuera de lugar por lo prepotente y abusiva, se dirigieron a nosotros y nos dijeron: "¿Este coche qué hace aquí?, si sin dejarnos explicarnos continuaron: "¡¡¡No puede estar aquí!!!" "Vamos a tomar nota y a denunciaros".

Entiendo que uno de sus deberes sea controlar el tráfico, pero sinceramente, por un lado, ninguna persona se merece que se dirijan a ella así... hasta a los delincuentes los respetan y gozan de la debida presunción de inocencia, y les explico por aquí, porque en persona no me lo permitieron que, mi hermana tiene un problema en los pies y si pueden la recogen en coche en su casa y eso, no creo que sea un delito. Y por otro lado, en mi humilde opinión, ya que son tan altivos y prepotentes, sino pueden evitar ser así, que lo sean con las personas que por esta zona dan una imagen lamentable de Córdoba acosando, asustando y amenazando a los turistas y sin embargo, ahí están, cada vez más, bloqueando la Puerta del Perdón, entre otras cosas, pero claro, se ve que eso no molesta tanto como un coche aparcado un momentito.

Así que estoy indignada y "ésto es Córdoba", y al final me veo yo arreglando la dichosa loseta, viviendo asustada cada vez que coja el coche para entrar o salir de mi casa y teniendo todos los días que tratar con turistas alterados que vienen de ser prácticamente asaltados... Ah y ahora en verano, también voy a aprovechar para pedirles, por favor, a los policías que aparcan en esta calle, que se aclaren, que si van a estar dentro del coche con el aire acondicionado puesto, que no bajen las ventanillas, y que si las van a bajar para fumar y charlar,

que apaguen el motor, porque están contaminado y gastando tontamente... En mi parecer pienso que el respeto se debería ganar respetando a los demás, no solo por el hecho de llevar uniforme.

Y volviendo al tema principal, el incidente de la señora, otro detalle fue que, en la hora que estuvo esperando la ambulancia, ni rastro de la policía local...

y los que pasaron justo después de que se la llevaran, nos indicaron que deberían haber sido ellos los que tendrían que haber tomado constancia de que esa señora efectivamente había tenido un accidente con la loseta.

"Esto es Córdoba" y yo añado "que Dios (o quien sea) nos pille confesados" porque me da la sensación de que "se pasan la pelota" unos a otros y al final nadie hace nada para nuestro bien.

Espero que la señora herida se recupere lo antes posible y que, por supuesto, ponga la correspondiente denuncia que, los ciudadanos al igual que deberes, también tenemos derechos, y alguien tendrá que mirar por nosotros, digo yo... aunque "Esto sea Córdoba".

Esperanza Jariol Moyano

Etiquetas
Publicado el
19 de junio de 2016 - 20:27 h
stats