Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Tener y no tener

Tener y no tener.

1

Al parecer podemos tener y no tener primera, segunda y tercera vacuna contra el covid-19. También podemos tener derecho a no ponernos ninguna.

Tendremos y no tendremos opinión para eso como para tantas otras cosas.

Tendremos y no tendremos movilidad para cruzar fronteras, lindes y provincias para tener o no tener reuniones con familiares y amigos.

Tenemos, al parecer, ganas de iluminar las calles de la ciudad con el dinero de todos y tenemos también poco dinero para soportar el precio del megavatio y poner el brasero en casa.

Tenemos, así, la posibilidad de salir a disfrutar (¿?) del alumbrado navideño y la de quedarnos en casa para no masificar las calles porque existe la posibilidad de temer a la variante ómicron.

Tenemos y no tenemos la posibilidad de celebrar o cancelar la comida de empresa; como también tener o no tener empresa y nada que celebrar.

Tenemos o no tenemos pasaporte covid y la opción de usarlo o no.

En fin, querido Hamlet, que la disyuntiva no está en ser o no ser sino en tener o no tener. También huele a podrido más allá de Dinamarca.

Pero, en fin, en Tener y no tener Bacall y Bogart se enamoran y aprenden a silbar.

Tal vez no todo está perdido.

Sobre este blog

Como desde siempre he sido reacio a levantar pesos o manipular herramientas, pero sé leer, escribir y hablar, he acabado trabajando (es un decir) en medios de comunicación escritos y radiofónicos. Creo que la comunicación y la cocina tienen muchas cosas en común: por ejemplo ambas necesitan emisores y receptores, y tienen una metodología parecida, una suerte de sintaxis y de morfología que deben ser aplicadas. Cocino habitualmente en casa y mi último descubrimiento ha sido comprobar que recoger y limpiar utensilios mientras preparo la comida es muy bueno: ha cambiado mi vida, de hecho. Buen provecho a todos.

Etiquetas
stats