¡¡¡Balencia, MiguelAn!!!

Recién aterrizado de mis vacaciones reanudo los artículos del blog, haciendo una reflexión acerca de la importancia del equilibrio en la vida de una persona.

Y es que el asunto del equilibrio me viene de lejos. En mi etapa como jugador profesional de baloncesto, lo destacaría como una de las principales cualidades a poseer y desarrollar, y no sólo enfocada en el aspecto emocional sino también en el anatómico, fundamental a la hora de tirar, entrar a canasta, parar, arrancar…

Como anécdota explico mi historia con Herb Brown, entrenador americano que tuve en la Penya (hermano y asistente de Larry Brown mítico entrenador de la NBA), que cuando trabajaba conmigo técnica individual, fundamentalmente me decía dos cosas: la primera "You have to work every fucking single day" (tienes que trabajar cada jodido día), y la segunda que me martilleaba a modo de mantra, "¡Balencia, Miguelan!, en un intento de expresar en spanglish ¡Equilibrio Miguel Ángel!.

Zig Ziglar, conferenciante experto en temas de motivación, desarrollo personal y ventas, explicaba acerca del equilibrio: "Para mí, tener éxito es conseguir un equilibrio en todas las áreas de la vida. No puedes ser exitoso en tus negocios si tu vida personal es una vergüenza"

Lo que me ha servido estas vacaciones es para re-equilibrar y tomar consciencia de la necesidad de estar en un punto intermedio, en un punto de equilibrio. De no dejar para otro día aspectos clave de tu vida personal-familiar, el "por un día no pasa nada" , no es cierto, ¡claro que pasa!, empiezas a desequilibrarte. Existen momentos en tu vida, que o los atrapas en el momento que están ocurriendo, o se irán y no los vivirás jamás. Con ms hijos, los baños interminables en la piscina, las caminatas por el paseo marítimo, el "irnos para lo hondo" en el mar con la colchoneta hinchable… con mi mujer, la "cenita" romántica, el paseíto por la playa, el "tuesting" bajo el sol… o los haces, o estás o no volverán, estarán otros, pero no éstos.

Casi con toda seguridad, muchos de los lectores de este post estarán pensando "eso es muy fácil de decir…", y tienen toda la razón, aunque cómo hemos comentado anteriormente el resultado final merece la pena. Considero indispensable, la toma de conciencia de que somos seres holísticos y que todos los aspectos de nuestra vida están interrelacionados, interconectados, por lo que trabajando en este equilibrio estaremos creciendo integralmente. Igualmente entiendo que la planificación favorece esa estabilidad que pretendemos, donde hemos de ubicar en nuestro tiempo total disponible, todo lo que es importante y relevante para nosotros, porque todo aquello que no cumple con la característica anterior no debe ocupar un sólo minuto en nuestra vida. Sin obsesionarse, hay que ser firme en tus planteamientos pero flexible en tu ejecución, y que un pequeño contratiempo no lleve al traste tu objetivo. Continuamente has de estar re-equilibrando, reajustando, tal y como hacemos cuando conducimos ¿verdad que el volante nunca lo dejamos inmóvil? ¿verdad que continuamente lo reajustemos aunque vayamos en línea recta?.

¡Balance, Miguel Ángel! ¡Equilibrio, Miguel Ángel! Gracias Herb, tu consejo me ha servido más de lo que crees. BE TIM.

Etiquetas
Publicado el
31 de julio de 2014 - 12:08 h
stats