Trabajo e ilusión en una nueva etapa

Los conjuntos juveniles del Córdoba comenzaron su preparación para el próximo curso, en el que volverán a militar en División de Honor y Liga Nacional

Tienen por delante una campaña exigente. Una temporada en la que comparten reto y que afrontan una importante dosis de ilusión. Los dos regresan a una categoría que no debieron perder dos cursos atrás y que tratarán de mantener en el 2015-16. De cara al desafío que encararán a partir del próximo 6 de septiembre, cuando arrancarán sus respectivos campeonatos, trabajan ya los equipos juveniles del Córdoba. Tanto el cuadro que militará en División de Honor como el que lo hará en Liga Nacional dieron el pistoletazo de salida a su etapa de preparación para la competición este martes. Lo hicieron de manera conjunta en las instalaciones de Miralbaida, donde Carlos Losada y David Sanz empezaron a dar sus primeras órdenes a los que serán sus futbolistas el ejercicio venidero. Al igual que el campo en este inicio de los entrenamientos, ambas escuadras compartirán objetivo: la permanencia, aunque con la idea de alcanzar la mejor clasificación posible.

La esperanza de completar una buena temporada domina en el comienzo del trabajo de los dos equipos, que son los estandartes del fútbol base del club blanquiverde. Más si cabe después de que la entidad se haya propuesto este verano dar vida a un nuevo proyecto que ofrezca mayor valor a su cantera. En ese sentido trabaja desde tiempo atrás el nuevo organigrama, dirigido por Albert Puig. El técnico catalán asumió la responsabilidad de coordinar las categorías inferiores con la intención de que éstas crezcan de forma que generen jugadores para el primer conjunto en un futuro. Dentro de ese staff confeccionado, dos preparadores se estrenarán al frente de los cuadros juveniles.

El primero estará bajo las órdenes de Carlos Losada, que sustituye a Paco Olea y que tendrá como principal meta obtener un buen lugar en la tabla en División de Honor, que vuelve a gozar de representación por parte del Córdoba. Del mismo modo, David Sanz, que la pasada campaña consiguiera convertir en campeón de Andalucía al cadete A blanquiverde, se hace cargo del equipo que militará en Liga Nacional. El reto también será concluir el campeonato lejos de la zona de descenso. El camino será complicado, pero trabajo e ilusión no faltarán para poder completarlo con éxito.

Etiquetas
Publicado el
29 de julio de 2015 - 15:08 h