Orgullo de campeón

El Colegio Virgen del Carmen conquista el título de campeón provincial cadete tras imponerse en una intensa final al Bball Córdoba | Ambos conjuntos disputarán el Campeonato de Andalucía

No era el favorito antes de empezar el campeonato, pero se ganó esa condición a medida que avanzaban los meses y consiguió, finalmente, plasmarlo en su cancha y ante un adversario de rango, el Bball Córdoba. El Virgen del Carmen es el mejor en la Liga Cadete. Fue el que con más acierto empleó su talento y el que con más temple supo enfocar los momentos clave de los partidos, que fueron permanentes a lo largo de una Final Four extraordinariamente exigente y competida. El equipo carmelita tuvo que superar un duro cruce frente al Cabra para entrar en el partido decisivo. Lo logró por 54-45.

Por su parte, el Bball Córdoba también tuvo que sufrir para dejar atrás al Peñarroya, al que doblegó por un ajustado 66-64. Los dos finalistas pagaron un peaje de esfuerzo para ganarse su pase al próximo Campeonato de Andalucía, en el que representarán a Córdoba del 3 al 8 de mayo en Almería. Sólo faltaba por dilucidar el campeón. Y fue el CV Carmen, que terminó imponiéndose por 63-55 en un duelo de alta tensión, disputado hasta el final y con un extraordinario ambiente en el pabellón colegial, que se llenó por completo para presenciar el partido.

Los de Quique Garrido empezaron tomando el control y terminaron el primer cuarto con 8-14, viéndose ya claramente sobre la pista el estado de nerviosismo general y la proliferación de fallos y precipitaciones. Los locales, guiados desde la banda por el técnico Javi Ariza, remontaron la situación y llegaron a ponerse por delante (17-16). Desde entonces, los vaivenes resultaron constantes.

La presión del Carmen afectó a un Bball que tuvo muchas dificultades para sacar limpio el balón y actuó de una manera muy acelerada, sin encontrar la manera de finalizar sus posesiones con tiro y perdiendo muchas posesiones. Jorge González, su mejor jugador, se cargó de faltas y vio cómo le cortaban las líneas de pase. En el Carmen, la buena dirección y la aportación ofensiva de Carlos Correderas se unió a la experiencia de jugadores habituados a partidos de nivel, como el alero Julio Cerezo, Osuna o Bolaños, a los que se unieron el corazón y las canastas en momentos importantes del base Moyano.

A falta de dos minutos para el final, el marcador reflejaba un vibrante 53-53, tras empatar los locales después del último arreón del Bball con un parcial de 0-8 que le llevó a su mayor ventaja 43-47. Desde ahí, los visitantes se quedaron sin recursos. Anotaron una sola canasta en juego en los últimos ocho minutos y desaprovecharon numerosos tiros libres, una faceta en la que el Carmen estuvo más certero. Las pérdidas de balón del Bball acabaron sentenciándole ante un Carmen que se creció cuando más falta le hacía. El 63-55 final deja a los carmelitas como campeones provinciales tras una campaña de gran mérito, en la que fueron campeones de la fase regular y sólo encajaron un par de derrotas oficiales. El Bball, que con esta generación de jugadores fue campeón provincial en alevines e infantiles, vio frenada su racha.

Etiquetas
Publicado el
25 de abril de 2016 - 18:04 h
stats