Un adiós rápido y digno

La selección cordobesa alevín cerró su participación el Campeonato de Andalucía de fútbol 7 con un tercer puesto en su grupo, aunque como quinto mejor equipo del torneo

Si bien no pudo alcanzar al menos la final de consolación, ese partido por el tercer y cuarto puestos del torneo, su participación se completó de forma digna. La selección cordobesa alevín terminó tercera de su grupo, el A, del Campeonato de Andalucía de Selecciones Provinciales de fútbol 7 de dicha categoría, con tres puntos de los nueve que disputó. El combinado que dirige Carmelo González obtuvo ese único triunfo en el último encuentro de la primera fase de la competición, que se desarrolló entre el viernes y el domingo en la localidad granadina de Almuñécar. En ese tercer partido que jugó, en la tarde del sábado, se impuso con claridad al equipo de Jaén (1-3). Fue el rival con que se despidió de la cita el que terminó en último lugar de ese grupo A; lo hizo sin estrenar su casillero de puntos.

El combinado cordobés se estrenó con un complicado choque ante la selección que venció en la edición de 2013, la malagueña. A pesar de su rango, el rival no lo tuvo nada fácil para lograr el triunfo en ese duelo, que finalmente se llevó por un ajustado 2-1. La derrota fue algo más clara en el partido que disputó con Granada la mañana del sábado, ya que cayó por 0-2. Se quedaba entonces sin opciones de optar al menos a la segunda posición del grupo y así luchar por la tercera del torneo. El conjunto granadino fue quien acabó en ese lugar después de ceder ante Málaga (5-4) en la jornada vespertina del sábado. Por su parte, Jaén llegó a encajar sendas goleadas ante esas dos selecciones: 6-0 y 7-0 respectivamente.

En el otro grupo, el B, Cádiz vivió una situación similar a la del cuadro cordobés, ya que terminó tercero con tres puntos. Por su parte, Huelva cerró la tabla, al igual que Jaén, sin puntuar. La lucha por el liderato y la final en este caso estuvo entre Sevilla y Almería. Fueron los hispalenses los que consiguieron ese pase al encuentro en que se decidiría el campeón del torneo y lo hicieron gracias a la diferencia de goles, ya que los dos equipos cerraron su duelo con un empate a dos. Así las cosas, el título se lo disputaron Málaga y Sevilla, de forma que se repitió la final de la edición del campeonato de 2013. Entonces, fue el primero de los combinados el que se llevó el gato al agua con un apretado 3-2. Esa derrota la contestó este domingo el cuadro hispalense, que superó al malagueño por 3-1. Mientras tanto, Granada acabó en tercer lugar al vencer a Almería por 4-5 en el choque de consolación.

Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2014 - 14:06 h