Blogópolis Opinión y blogs

Sobre este blog

Cordobés como el pego, nací en plena Guerra Fría y crecí durante la Paz Caliente. En 1985 vine al mundo un día después de San Valentín. Fue un mal presagio pues el amor poco me ha querido. Quizá fue porque llegué tarde. De pequeño jugaba a ser periodista y de mayor sigo con la tontería. Ahora paso también el tiempo confundido: me consideran millennial y a la vez, viejuno. Me gusta todo lo que a cualquier individuo de un siglo anterior al XXI. Desde hace unos años me soportan en CORDÓPOLIS y a partir de este momento aparezco por aquí sin saber muy bien qué contar. Por cierto, me hago llamar Rafa Ávalos y mi única idea es escribir lo que me salga del… alma.

Una columna del siglo XXI

Un individuo cualquiera aburrido al escribir o leer.

0

[HILO] El ejercicio del periodismo es complicado hoy en día. Tanto en realidad como la tarea de argumentar una idea. Aquí lo importante es no excederse en el uso de la palabra. Mientras más corto sea un texto, mejor. Además, tampoco es cuestión de aburrir al personal. | Me sobran 12 caracteres. |

¿Para qué contextualizar o explicar? ¿Qué sentido tiene aportar detalles a una información? Son bobadas. Absurdeces. Esto consiste en utilizar una frase simple y llamativa, nada más. El titular es lo que importa, lo que quepa en un tweet. Los hechos son forraje, de nada valen. | Me sobran 3 caracteres. |

Y a la hora de opinar... Pues mira: escribes un mensaje potente, lo adornas con un comentario de manual ideológico y a zumbar. ¿Por qué piensas así? A nadie le interesa. ¿En qué te basas para creer esto y no lo otro? Ni que fuera necesario fundamentar un discurso. | Me sobran 16 caracteres. |

Con lo fácil que es, por ejemplo, escribir: "Menganito es tonto del culo, comprobado está". Algunos apoyarán la idea porque sí y otros se posicionarán en contra, también porque sí. Afirmas, señalas, acusas o lo que sea menester y punto. Es suficiente. Sobran los motivos. | Me sobran 9 caracteres. |

Más vale un 'TL' ágil que un texto elaborado.

Vivimos los tiempos de la pereza lectora pero también de la insignificancia de las ideas y los hechos. Más vale un TL ágil que un texto elaborado. Así es más sencillo también juzgar, e incluso mejor insultar, a quien escribe o a la persona de quien se escribe. Pim, pam y ya. | Me sobran 5 caracteres. |

Aunque también está la posibilidad de escribir mucho más pero de forma tan artificiosa que en vez de un texto parezca un lienzo impresionista. Meter oraciones que cojan en un posavasos, sin continuidad y, sobre todo, espectaculares. La nada con color es mucho más que el todo. | Me sobran 4 caracteres. |

En fin. Esta cosa de aquí es una columna del siglo XXI. Lo más breve posible y con escasa línea argumental. Siento que no haya salido insustancial. Todavía estoy en etapa de aprendizaje. No es tan cómodo vivir en 280 caracteres. Y muchos son. Con 140 iba bien. [FIN DEL HILO] | Me sobran 5 caracteres. |

TOTAL: 1.906 caracteres.

Sobre este blog

Cordobés como el pego, nací en plena Guerra Fría y crecí durante la Paz Caliente. En 1985 vine al mundo un día después de San Valentín. Fue un mal presagio pues el amor poco me ha querido. Quizá fue porque llegué tarde. De pequeño jugaba a ser periodista y de mayor sigo con la tontería. Ahora paso también el tiempo confundido: me consideran millennial y a la vez, viejuno. Me gusta todo lo que a cualquier individuo de un siglo anterior al XXI. Desde hace unos años me soportan en CORDÓPOLIS y a partir de este momento aparezco por aquí sin saber muy bien qué contar. Por cierto, me hago llamar Rafa Ávalos y mi única idea es escribir lo que me salga del… alma.

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2021 - 04:30 h