Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
Sobre este blog

Que me lo expliquen

Frutería de Santa Rosa

Aristóteles Moreno

0

La cesta de la compra se encarece un 10,6% en Córdoba

Instituto Nacional de Estadística

El Instituto Nacional de Estadística es un instituto. Y, por definición, los institutos no hablan. Por lo tanto, el entrecomillado que acabamos de atribuirle más arriba es una licencia literaria que nos hemos permitido por todo el morro. Lo que no es una licencia literaria es que el kilo de peras, pongamos por caso, que acaba usted de comprar en la frutería de la esquina le ha salido un 10,6% más caro que el año pasado. Le hemos dicho un kilo de peras como podríamos habernos referido a un cuarto y mitad de salami, que ojo con el salami.

Un 10,6% no es moco de pavo. Sobre todo si tenemos en cuenta, además, que usted perdió casi un 12% de poder adquisitivo desde el año 2008. Eso no lo dice el Instituto Nacional de Estadística, pero lo indica un informe técnico de CCOO, que se ha propuesto darnos la mañana, dicho sea de paso.

Objetivamente, el incremento de un 10,6% de la cesta de la compra en Córdoba es un tiro en todas las criadillas. Pero, si lo colocamos en perspectiva, podemos darnos con un canto en los dientes. En marzo de este mismo año, el IPC de los alimentos se disparó hasta el 16,1% de aumento anual, hasta el punto de que se nos empezaba a poner ya cara de república bananera.

Los expertos dicen que la inflación subyacente se está moderando. Y no lo discutimos. Pero es probable que esos analistas económicos no hayan visto disminuido su poder adquisitivo en un casi 12% desde el crack de Wall Street como nos ha sucedido al resto de los mortales. Y, claro, desde esa atalaya se ve el mundo más soleado y, consecuentemente, más moderadito.

El precio de los alimentos está experimentando un comportamiento extravagante en lo que va de año. Si la inflación interanual se sitúa en el 2,6% y los agricultores venden sus productos al límite de lo matemáticamente razonable, es probable que alguien se lo esté llevando calentito. Y, si no, por el amor de El Fary, que me lo expliquen.

Sobre este blog

Etiquetas
stats