La casa por el tejado

 

"Rajoy ya tiene en la cabeza al candidato de la Junta"

(José Luis Sanz. Secretario general del PP-A)

En términos arquitectónicos, este titular equivale a construir la casa por el tejado. ¿Que no se puede? Eso, queridos amigos, será en el terreno de la aritmética simple porque en política las casas se edifican por el tejado un día sí y el otro también. No lo decimos nosotros, lo dice el mismísimo secretario general del PP andaluz que antes de que el órgano correspondiente elija al candidato a la Junta, el candidato a la Junta ya está en la cabeza de Rajoy.

De forma y manera que cuando el órgano máximo comience a echar los cimientos de la casa, el tejado ya estará colocado en su sitio. En arquitectura, ningún técnico firmaría un proyecto con este planteamiento disparatado. En política, siempre hay un pelotas para tragarse el sapo. Aquí, por ejemplo, llega el propio encargado de que los estatutos se cumplan bajo un código supuestamente democrático y dice, señores, no se preocupen que ya viene el jefe para designarnos al candidato que deberíamos designar nosotros.

Y tan frescos. Como una lechuga de huerta. Lo llamativo es que no hay ningún individuo que levante la mano y diga, oiga, perdonen, ¿no ven que la casa puede venirse abajo si colocamos el tejado antes que los cimientos? Pues no. Nadie levanta la mano porque nadie quiere perderla y todos, en definitiva, aspiran a tener un lugar en ese edificio que ha sido construido con los cojones.

Si fuera únicamente el señor Sanz el que firmara proyectos que empiezan la casa por la cubierta casi no nos habríamos molestado en emborronar esta cuartilla. Pero es que la política está llena de arquitectura de la mala, joder.

Etiquetas
Publicado el
30 de noviembre de 2013 - 01:05 h