“SABOREA LAS COSAS DE CÓRDOBA”

Parece que la Diputación Provincial,  se pone las pilas y ha tenido, por fin, una idea brillante relacionada con el sector agrario y ganadero.  Ha presentado una campaña, dónde apuesta por los productos de la tierra, en estos momentos difíciles que atraviesan los agricultores y los ganaderos.  Y la crítica situación que padecen los ganaderos de lácteo, quienes ya no pueden hacer frente a sus costes de producción. Mientras tanto las Grandes Superficies campan a sus anchas.

Bueno, pues hay que reconocer que es una excelente idea, y por supuesto tenemos la obligación, por lo menos en mi opinión, de apoyarla todos los cordobeses. A ver si de una vez por todas, la ciudadanía nos damos cuenta del enorme poder que tenemos con nuestra compra.  Estoy seguro que si todos los cordobeses dejáramos de comprar, por ejemplo, en una gran superficie, tan sólo un mes, porque no tienen productos de nuestra tierra, estoy seguro que inmediatamente los introducían.  Hay una gran cadena de distribución, que distribuye productos de una Región española por doquier. Lean las etiquetas y comprueben.

Porque no hay que olvidar que en nuestra provincia, afortunadamente, se cultivan todas las producciones agrícolas y ganaderas. Es difícil encontrar provincias con ese abanico de posibilidades, en cuanto al sector primario, dónde haya tanta diversificación de cultivos, que en suma es lo que favorece el desarrollo económico y social de nuestra tierra.

A esta iniciativa, sumo también la de una humilde hojita o pasquín, que me encontré dentro de un periódico y en la que pedían ayuda para salvar el Sector Lácteo. Este sector atraviesa su peor crisis, debido a los bajos precios de la leche, manipulados una vez más por la Gran Distribución, además de otra serie de problemas, que los dejaremos para otra ocasión, pero en fin, las particularidades son así,  y no siempre se camina en los límites de la sostenibilidad.

En resumen, como decía en la nota que comento, la salud de las familias no tiene precio. Exijamos calidad y por supuesto seguridad alimentaria. Hay que hacer un esfuerzo muy importante para comunicar a los consumidores, esta calidad y sobre todo el control de este valor, mediante el proceso de fidelización basado en la marca y en el diseño industrial, que tenga un carácter singular. Porque consumiendo nuestros productos, a precios justos, sembramos trabajo y futuro. Esos son los elementos de cohesión y estabilización de las zonas rurales y de fijación de población en los territorios rurales.

Porque cuando no tengamos agricultores y ganaderos que labren nuestras tierras y produzcan aquí, será demasiado tarde y posiblemente ya veremos a qué precios y con qué calidades, nos importan nuestra alimentación.

¡CONSUME LO NUESTRO!

Etiquetas
Publicado el
31 de diciembre de 2012 - 07:00 h
stats