“La frustración de la sociedad tiene que ir contra quien gobierna”

FOTO: MADERO CUBERO

"Antes se alardeaba de lo que se gastaba; hoy, de lo que nos ahorramos"

José Antonio Nieto (Guadalcázar, 1970) es alcalde de Córdoba desde hace 15 meses. A la primera llamada de CORDÓPOLIS, un medio nuevo y desconocido, responde con un sí rotundo. Se siente cómodo en la distancia corta. Es seguro en las entrevistas. Ha dado docenas en sus años en la oposición. Mira a los ojos cuando responde, entrelaza las manos apoyando los codos en la mesa y mantiene la espalda recta. No titubea al recibir las preguntas, por muy a bocajarro que lleguen, pero sí que se extiende en las respuestas. Las marea y las alarga. Es ya un político veterano, pese a su juventud. Y sabe perfectamente medir la distancia y los tiempos. Incluso ante cuatro periodistas a la vez.

PREGUNTA. Hace dos años, con 39.000 parados en Córdoba, prometió que no se volvería a presentar si en 2015 había "un parado más en la ciudad". Hoy son ya casi 45.000.

RESPUESTA. Mantengo esa promesa, tengo esa autoexigencia. Ese compromiso lo hice el 1 de noviembre de 2010, el día que presenté mi candidatura. Dije que no iba a ser fácil y que asumía un reto complicado. Va a haber muy pocas ciudades que creen empleo neto pero Córdoba va a ser una de ellas. Sigo diciendo que va a ser un compromiso difícil, pero lo mantengo.

P. ¿Qué le dice a los cordobeses que piensan en emigrar?

R. Creo que vivimos un momento de excepción, especialmente complicado para la gente más joven que ha hecho lo que tiene que hacer, que se ha formado, que tiene ganas e ilusión. Pero son jóvenes que ven cómo esas ganas y esa ilusión no se materializan en un empleo. Tenemos que ser capaces de salir de esta crisis adaptándonos a ella. En primer lugar, asumiendo que hoy Alemania tiene unas tasas de paro muy bajas. Entre otras cosas, porque existen los 'minijobs'. Los jóvenes alemanes asumen que hay una fase de formación postuniversitaria que se hace trabajando, aprendiendo y cobrando un salario. Un sueldo tal vez más reducido del que legítimamente le corresponde. Eso tarda en introducirse en la conciencia de una sociedad pero en Alemania ya se ha asumido. En parte ocurre porque los jóvenes alemanes saben que su periodo tiene final. Si se forman bien, tienen trabajo. Y si hacen ese trabajo a un salario inferior, en un periodo corto consiguen ese salario y ese trabajo mejor que buscan. Aquí tenemos que hacerlo también.

La frustración de la sociedad tiene que ir contra quien gobierna

P. El PP en Córdoba ganó las elecciones con una mayoría absoluta histórica de más de 90.000 votos. ¿Teme defraudar?

R. Creo que no le vamos a defraudar. Probablemente, incluso nos ganemos el respeto de los que no nos votaron. Pero no es fácil. En este momento la sociedad ve que las cosas no funcionan y no salen como le gustaría. Hace muy poco tiempo había una economía donde todo funcionaba. Y cuesta mucho trabajo adaptarse a tanto cambio y hay que echarle la culpa a alguien. Yo lo asumo y entiendo que parte de esa frustración que tiene la sociedad tiene que ir contra quien gobierna. Probablemente, parte de ese merecimiento exista. En nuestro caso, tenemos la culpa que le corresponde a quien lleva 15 meses gobernando y los que estuvieron antes responderán a su etapa de gobierno. Pero la política exige algo fundamental: paciencia y perseverancia. Nosotros no podemos ofrecer resultados inmediatos y menos en un escenario como el que vivimos. Pero estoy convencido que van a llegar resultados en un periodo de tiempo corto.

P. ¿Cómo están las cuentas del Ayuntamiento?

R. Están mejor que hace un año. Entonces, estábamos viviendo uno de los momentos más críticos que ha tenido el ayuntamiento de Córdoba desde que hay Democracia. Nuestra Tesorería no podía responder para cubrir lo básico, el pago de una nómina. Y tenemos el pago a la Seguridad Social y Hacienda, el pago de los suministros básicos, el de los créditos bancarios... Cuando tienes esas limitaciones, el margen de maniobra que te queda es muy poco. Tenemos muy pocos recursos para lo que podamos gestionar. Antes, un alcalde alardeaba de lo que gastaba. Hoy tenemos que alardear de lo que nos ahorramos. Y eso es un cambio de mentalidad muy duro. ¿Cómo puedes ilusionar a los ciudadanos diciendo, oiga, hemos ahorrado no sé cuánto dinero? Y además, ese dinero que hemos ahorrado no lo podemos invertir porque ese dinero lo que hace es cubrir la caída de ingresos que vamos a tener. Por eso para nosotros es muy importante conseguir la estabilidad en el Ayuntamiento y conseguir enjugar el déficit, que no siga creciendo la pelota de los créditos.

Espero que en el caso de Rafael Gómez se cumpla la Ley

P. ¿Está garantizado el pago a proveedores?

R. Este año tenemos un plan de pago a proveedores que no sólo garantiza los abonos, sino que lo hace cumpliendo los 60 días máximos que dicta la ley. También está garantizado el pago de todos los créditos y el de las nóminas municipales. Y en este sentido, quiero destacar que ha habido una actitud muy positiva de los sindicatos y los trabajadores del Ayuntamiento en la negociación colectiva.

P. La Tesorería municipal se aliviaría si se cobrasen los 24,6 millones de euros de multa impuesta al líder de la oposición, Rafael Gómez ‘Sandokán’, por delito urbanístico. ¿Se va a cobrar la multa?

R. Espero que sí, espero que se cumpla la Ley. Hubo una sanción que está pendiente de resolución judicial. Ha habido muchísimos errores en la tramitación de ese expediente, pero para nosotros sería la vida el que se pudiera ingresar esa cantidad. En cualquier caso me temo que aunque podamos exigir formalmente el pago íntegro de esos 24 millones de euros, no se producirá por las alegaciones. Además, tratará de demostrar que no tiene capacidad económica para ello. Pero nuestra obligación es que quien incumpla pague. Y si no se puede cobrar íntegramente y en metálico la sanción buscaremos otras fórmulas como ya se ha hecho.

P. En 2015, ¿cuántas empresas municipales y públicas cree que habrá en Córdoba?

R. Durante la campaña electoral, existía la duda de que si el PP gobernaba vendería Emacsa, la joya de la corona. La única empresa que yo presido es Emacsa y yo si os garantizo que en 2015 va a ser pública. El resto de empresas es más difícil que les resulte interesante a la iniciativa privada y casi no hace falta que me comprometa porque, desgraciadamente, no son empresas muy competitivas. Y estamos buscando una fórmula para que las dos empresas, que nunca tuvieron que estar por separado, que gestionan el suelo en Córdoba, Vimcorsa y Procórdoba, se integren. Queremos que el resto del sector público vaya a una lógica porque la administración pública tiene un espacio. A la gran pregunta: Emacsa va a ser 100% pública, Sadeco va a ser 100% pública, Aucorsa va a ser 100%. En esa línea es en lo que estamos trabajando. Y el resto de los servicios, los vamos a reordenar para tratar de hacerlos menos gravoso para los ciudadanos.

P. ¿Qué potencial tiene el nuevo emplazamiento del centro de congresos en el parque joyero?

R. Cuando llegamos al gobierno completamos una información que no teníamos desde la oposición. Conocemos el proyecto de Koolhas en Miraflores y teníamos la gran pregunta de porqué este proyecto no se ha podido ejecutar. La respuesta era clara: el Ayuntamiento debía garantizar 53 millones de euros y estaba muy lejos de poder aportarlos. Pero en el nuevo proyecto, la aportación municipal estará en torno a 9 o 10 millones de euros. E incluso esta cifra, mucho más reducido, yo no lo podría garantizar hoy mismo. Estoy en condiciones de que se pueda hacer en un tiempo corto, pero hoy no podría. Teníamos que buscar alternativas y teníamos dos: una, el proyecto que ya pagamos en su día y muy caro de Fustegueras en el recinto ferial de Levante. Era un proyecto potente y bonito pero donde era casi imposible encajar un centro de congresos. Y dos, el parque joyero. Una infraestructura que ya existe y que nos puede generar una gran economía y ahorrarnos dinero. Pero tenía dos problemas: garantizar que la estructura era viable y resolver el problema de la distancia sobre el centro de la ciudad. Eso nos llevó a estudiar el proyecto del metro tren y a analizar la conexión por carretera con el resto de la ciudad y el exterior. Comprobamos cómo el segundo tramo de la Variante del Aeropuerto va justo a la puerta del parque joyero y que la conexión a través de metro tren nos permitía conectar en una frecuencia muy alta (tres minutos) a 1.500 personas desde la estación central o el resto de estaciones que se van a poner en marcha con el parque joyero. Eso nos daba garantías. Estamos en una fase económicamente avanzada. La Junta nos pide que haya consenso y en su mano está el consenso.

P. ¿Es viable el metro tren en este momento?

R. Nosotros hemos hecho un esfuerzo para adaptarnos a la realidad. Hay un proyecto que presentó la Junta y todos conocéis que es el tranvía de Córdoba. Ese proyecto tiene un presupuesto de 400 millones de euros y suponía la construcción de 12,9 kilómetros en la ciudad ya comunicadas. El metro tren que nosotros planteamos tiene 25 kilómetros y comunica las zonas de verdad no comunicadas: desde Villarrubia hasta Alcolea. De 400 millones de euros del tranvía se pasa a un proyecto que tiene un coste máximo de entre 15 y 20 millones de euros. El metro tren tendría un coste anual en torno a 1,5 millones de euros. Ya tenemos un acuerdo con Renfe y con el Ministerio de Fomento para que la inversión más importante, los trenes, que rondarían los 10 millones de euros, lo haga Renfe. La Junta y el Ayuntamiento adecentaríamos las estaciones actuales y construiríamos las nuevas. Sería una inversión de unos 6 o 7 millones de euros. Y luego Renfe se compromete a participar en la financiación de la explotación. Si no se cubre con los billetes el coste de los servicios, estimamos que el déficit que se podía generar era 1,5 millones. Y se financiaría con la Universidad que ya está pagando su servicio a Rabanales, con el Ayuntamiento, con la Junta y la propia Renfe. Es absolutamente viable y sería muy complicado oponerse a la puesta en marcha del proyecto con esta actitud de Renfe. Yo creo que es viable. Y además, entra en el modelo ideológico de IU el transporte público, no contaminante, apostando por las zonas más deprimidas, Palmeras, barriadas periféricas...

No aceptaba que el mejor sitio de la ciudad fuera para un espacio que iba a estar abierto 40 días al año

P. ¿Y qué hacemos con Miraflores?

R. Yo no aceptaba que el mejor sitio que hoy hay en Córdoba, con mucha diferencia, fuese para un equipamiento que iba a estar abierto 40 días al año. Creo que ahí Córdoba necesita un equipamiento mucho más potente en cuanto al uso, un equipamiento vinculado a la cultura, que permita potenciar turísticamente la ciudad, que abra un diálogo entre nuestra historia y nuestro presente y que haga posible que el tirón turístico que hoy tiene la margen derecha del Guadalquivir con el casco histórico y la Mezquita se complete con un aporte de modernidad y actividad contemporánea que podría ser el C4 cuando se abra, que no sabemos todavía qué se va a hacer ni si va a ser visitable o no. Si lo fuera, ese proyecto junto al que debería hacerse en esa parcela deben ser dos grandes referencias. De dimensión similar en lo proyectable a lo que hoy es la Mezquita y el entorno del casco histórico del otro lado del río.

P. Hay otras infraestructuras que ya están terminadas o terminándose. ¿Cuándo se abrirán?

R. El Centro de Visitante todavía no lo hemos recepcionado. La Junta está pendiente de acabar las obras y de resolver algunos problemas que tiene el centro desde el punto de vista de la accesibilidad, que es algo imprescindible. En cuanto al Estadio... es que todo el estadio es un disparate. Que Córdoba se gaste 90 millones de euros en una infraestructura que se usa 9 meses al año cada 15 días y por una sociedad privada es difícil de entender y de poder explicárselo a los ciudadanos. Eso es complejo de poder sacarlo. En el Museo Taurino sí se ha producido un retraso, pero creo que positivo. Cuando nos lo encontramos, había un planteamiento que no nos gustaba a nosotros y sobre todo a los que iban a visitar el Museo Taurino. Se había definido museísticamente para los no taurinos. Cuando le explicamos esta situación a la empresa a la que se adjudicó el proyecto, lo entendieron y lo están modificando. Ya estamos en la última fase. Y anuncio también que está ya terminado todo el proyecto de la Casa del Flamenco Museo Fosforito.

P. Mezquita, Semana Santa. ¿Veremos la carrera oficial en la Mezquita? Para eso hay que quitar dos puertas de Rafael de la Hoz, que el mundo de la cultura en Córdoba consideran que también son Patrimonio de la Humanidad.

R. Estamos pendientes de un informe de la Junta. De todas formas, lo que yo creo que sería Patrimonio de la Humanidad es que la Semana Santa de Córdoba tuviese su carrera oficial en el entorno de la Catedral. No se exige la retirada de las puertas sino que se pueda pasar por ellas una semana. Hay un sistema que técnicamente es viable. Las puertas no tienen ninguna carga y no soportan ningún peso. Y hay un sistema mecánico que permitiría -sin alterar para nada la espléndida calidad de la obra- que la puerta se pudiera retirar durante esos días y reponer inmediatamente después de la Semana Santa. Creo que para la ciudad sería un magnífico atractivo que la carrera oficial estuviera allí y ganaría muchísimo. Todo está pendiente de que la Junta autorice la actuación. Pero ya hay acuerdo con el Cabildo para hacerlo.

Lo que tendría que ser Patrimonio de la Humanidad es una Semana Santa en el entorno de la Catedral

P. ¿Le gustaría presentarse a la presidencia de la Junta de Andalucía?

R. Ahora mismo, lo he dicho muchas veces, me gustaría cumplir mi compromiso con Córdoba. Me gustaría que cuando deje de ser alcalde de Córdoba -el proyecto de ciudad es de ocho años-, me sienta tranquilo con lo que hemos hecho. Que hayamos cumplido con ese compromiso de cambio, alterando las viejas estructuras de la ciudad para hacerla mucho más abierta, más cosmopolita y con más capacidad de competir y de dar oportunidades a los ciudadanos. Esa es mi verdadera satisfacción. El resto de aspiraciones en política me han interesado muy poco. Hace nada fue el Congreso Regional y se ha especulado mucho con que yo podía ser o no podía ser [el presidente del PP andaluz] pero yo lo dije siempre y lo reitero ahora: no me interesaba nada que fuese distinto a estar en la Alcaldía.

Etiquetas
stats